martes, 29 de enero de 2008

Cuándo se te va la pinza

La emancipación trae consigo cosas buenas, malas y auténticas tragedias griegas.

Las buenas son las de comer y dormir lo que quieras y con quien quieras sin dar explicaciones. Entre las malas está esa costumbre tan fea que tienen los padres de dejar de pagar cosas básicas como el seguro del coche y el dentista pero, la mayor perdida que trajo para mí la independencia, lo que yo clasifico como desastre de la humanidad, fue la de dejar de compartir los artículos de belleza con mi madre. Con artículos de belleza me refiero al maquillaje, la plancha del pelo, el secador…En mi caso fue una especie de divorcio en el que ella se quedó todo lo que había pagado y yo me quedé con todo lo que ella había pagado pero estaba demasiado gastado para seguir usándolo: un par de perfiladores de labios sin punta y una sombra de ojos de color indefinido.

Entre las cosas que dejé, con todo el dolor de mi corazón y lágrimas en los ojos, fueron las pinzas de depilar. Las de mi madre eran fantásticas, nada que ver con las que yo compré en los chinos para sustituirlas.
Así que ayer, cuándo Carmen me dio su regalo de cumpleaños volvieron a saltárseme las lágrimas pero esta vez de la emoción.

Carmen me ha regalado las pinzas de Sephora proffesionnel by la tweez que son al entrecejo lo que la termomix a la cocina. Son increíblemente buenas y vienen en un estuchito tipo barra de labios con espejo y atención, lo que me tiene loca, una luz que hace que no se te escape ni un pelo. Yo creía que mis pinzas de los chinos mal que bien hacían su trabajo pero cuándo he sometido mi bigote a la sofisticación de las proffessionnel he visto que empezaba a tener un parecido con Dalí más que preocupante.

En fin Car, que mil gracias porque estoy contentísima con las pinzas y si alguna vez tengo una hija y comparto cuarto de baño con ella ya puede olvidarse de ellas cuando cumpla los 38 y diga que se va de casa.

3 comentarios:

car dijo...

Como bien sabes el parto ha sido largo.. regalar algo especial a alguien tan especial es muy dificil y más teniendo en cuenta cómo está el Euribor.. es que es musho!!!...
... en fin, al ver que el tiempo se me echaba encima y que de seguir asi se me iban a juntar dos cumpleaños opté por un regalo práctico.

Por otro lado, pensándolo bien tiene mucha relación con Miss Rosenthal...al fin y al cabo ella no tiene ni un pelo de tonta.. .todo lo contrario...

y... en la lengua tampoco.. eso sí tiene un pelazo...

... y aunque sea por los pelos, misión cumplida! ;o)!

Gracias a ti, por tu magia, por hacer inolvidable lo desapercibido.

Mer dijo...

Jajaja, me encantó el tono de tu post, besos!

Señorita Puri dijo...

por si no viste esta pinza que sí es una ida de pinza en toda regla. besitos wapa!