lunes, 18 de febrero de 2008

Después de la lluvia


La moda siempre ha sido tremendamente injusta con los hombres. Diariamente les priva de enseñar sus rodillas, sólo les está permitido la mitad de los colores de nuestra pantonera y, en días lluviosos como éste, tampoco pueden llegar al trabajo con los pies secos.


A los únicos hombres que recuerdo con botas de agua son a los pescadores y pescaderos. El resto de profesiones libarales tiene que sufrir la calle mojada y se pierden la sensación de meterse en los charcos, tan genial en todos los sentidos.


La ecuación lluvia-hombres-moda por fin se ha resuelto de forma equilibrada gracias a los Swims. Estos zapatos son el fruto de muchos inviernos lluviosos y de las risas de la gente al ver al padre de la criatura, Johan R., ponerse sus botas de agua los días lluviosos. Johan decidió hacer sus propios zapatos para la lluvia y hacerlos con estilo.


El resultado es de lo más satisfactorio y espero que llegue a nuestros charcos muy pronto.
Aunque este es un post para ellos, no me resisto a poner los de chica, que también son fantásticos.

5 comentarios:

sixcerezas dijo...

me han encantado!!
si que tienen estilo...
:)

In the mud for ears dijo...

¡Qué bien me hubiesen venido hoy! Con unos de esos odiaría un poquito menos la lluvia :)

Goiuri dijo...

No está mal pensado!!!

Señorita Puri dijo...

andá que buena idea! y qué bonita página!

Nina permata sari dijo...

....................NICE.^_^v...............