miércoles, 26 de marzo de 2008

Andrea cómete el pollo


Mis tías tenían un truco para que me acabara la fruta cuando me quedaba a comer en su casa de pequeña. Me decían que, si lo único que quedaba en el plato eran las pepitas del melón (o la sandía, según lo que tocara ese día de postre), me ayudarían a hacer los collares más bonitos del mundo. Y realmente lo eran. Poníamos a secar las pepitas al sol sobre un papel de periódico y al cabo de unos días las enhebrábamos con una aguja. El resultado era un collar con semillas que yo lucía de lo más orgullosa.

Estos collares de cardamomo me han recordado esas tardes de verano haciendo collares y comiendo sandía en la terraza de mis tías. Sarah Hood hace piezas de joyería con elementos de la naturaleza: semillas, plantas, ramas, piedras, especias. Me ha parecido un concepto precioso y el resultado es espectacular. ¡Quiero un anillo cactus ya!


Por cierto, mucho más glamouroso el método de mis tías que el de Belen Esteban y su “Andrea cómete el pollo”, ¿verdad?
Buen Miércoles, mitad de semana.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola Miss Rosenthal! Eli me ha mandado el link de este blog esta mañana y no he podido leerme sólo el post de un día, ni de dos...Me lo he leido entero, he perdido un rato largo de curro y me he apuntado en un Post-It verde pistacho- ese gran invento revolucionario perfecto para los amantes de las listas- todos los gadjets que has ido destacando. Es extraordinario encontrar utilidad de lo aparentemente inutil, también es naiff y a mí me encanta. Llevo 15 años utilizando agendas diarias, 10 años utilizando teléfonos móviles y 26 años pintándome la mano para acordarme de lo que ni la agenda ni el teléfono-pda son capaces de recordarme.
Felicidades! Keep doing!
Mamen

palmi dijo...

qué mono lo anillo!

La Ballena Elena dijo...

Hola

Me encanta la mini plantita-colgante

Todos los caminos van hacia los laboratorios :)

Tus tías mucho mejores que Blén Esteban (seguro q a ellas SI que tuvieron tiempo de hacerles el vestido ;)

Serafina dijo...

¡Hola! Yo también hacía collares con pepitas de sandía, quedan muy étnicos(?)
Me encanta leerte, espero que el local siga abierto mucho tiempo :)

lady desidia dijo...

Oh! estoy realmente alucinada con estas piezas... me en can tan... quiero árboles en mis dedos!
...y tus tías eran magas..
mola

Goiuri dijo...

Qué curioso no?? La verdad que queda chulísimo!