viernes, 7 de marzo de 2008

Boom Diggy Diggy Diggy Boom

Y boom, catapultada al día de mi primera comunión. Besos y pellizcos de mis tías en los mofletes, los bajos de mi vestido blanco cada vez más negros y por fin el mejor momento del día: el órgano casio PT10. Fue el regalo estrella de las comuniones de mi generación y estaba enterrado en mi memoria hasta que el otro día Mister Rossental me descubrió Tony-b.

Tony-b es un teclado web con un montón de efectos para hacer tu propio hit. Me ha encantado y es tan tan divertido (los samples son lo más) que no se me ocurre una forma mejor para entrar en el fin de semana.

Y para abrir boca, esta versión electro de Amelí.

¡Buen fin de semana y que no pare la música!

1 comentario:

La Ballena Elena dijo...

Jajajajaja
No recordaba ya el regalo estrella
Amelie versión tecno ???