lunes, 7 de abril de 2008

Alicia y sus maravillas


El viernes mi amiga Alicia me hizo tres regalos porque sí, sin ningún motivo. He hecho una foto a dos de ellos:

El primero un collar de cuentas y botones que me encanta.

El segundo, unas worry dolls (muñecas quitapenas) de Guatemala, son unas figuras hechas con trozos de cerillas y telas de colores. Representan seis personajes que por las noches alejan las pesadillas. Al ir a dormir, se ponen los muñecos debajo de la almohada y ellos se encargan de hacer desaparecer las penas y los malos sueños. Así que, a partir de ahora, seremos ocho en la cama.

El tercero, el que más me gusta, es un espejo en el que mirarme. Ella me lleva unos años de ventaja (más o menos los mismos que hace que nos conocemos) y en estos ha aprovechado para convertirse en madre de dos niños preciosos de los que disfruta al 100%. Ella y su marido fomentan en ellos el gusto por la pintura (ahora planean poner una pared de pizarra en casa para que la pequeña pueda pintar a sus anchas), la astronomía (acaban de hacer una actividad en el campo donde les enseñaron a reconocer las estrellas), la naturaleza (tienen un huerto en el jardín donde colaboran todos), el reciclaje, el deporte, el teatro.... Les preocupa más que los niños sean curiosos y buenas personas a que les den "caña" en el colegio, de eso ya habrá tiempo. Y a parte de ser una buena madre, Alicia es divertida (hace muecas, pone voces y recita a Faemino y Cansado como otros a Neruda), inquieta y se preocupa por todo el mundo. Ella es la mujer que quiero ser y a eso no le podía hacer una foto.

Así que empiezo la semana con un collar nuevo, las preocupaciones guardadas bajo la almohada y feliz de tener gente tan especial a mi lado.

¡Buena semana para todos!

7 comentarios:

La Porta Màgica dijo...

Pero que suerte!! y que bonitos los regalos, asi con estos quitapenas no tienes excusa para deprimirte!!
muchos besos!
Tati

La Ballena Elena dijo...

Si tu sólo tienes sonrisas!

Alison dijo...

Cada día desde que me levanto intento estar atenta para que no pasen desapercibidos ninguno de los pequeños grandes momentos que nos da la vida y nos hacen ser felices o muy, muy felices. Hoy podré guardar y releer ese momento cuando quiera, pues mi queridisima amiga Miss Rosenthal lo ha colgado en su blog (que leo a diario).
Tu espejo innecesario, que te quiere.

Goiuri dijo...

Vaya, hacía días que no pasaba y me has puesto un montón de cosas interesantes!! Me encanta la taza, qué original!

eme dijo...

me regalaron esas muñequitas cuando era pequeña!! aix. las puse bajo la almohada un montón de tiempo! dónde estarán??

Ah! dijo...

Qué post tan bonito! Qué maja Alicia.

Winnie dijo...

Los muñecos quita penas quitan las penas que tengo, se las cuento muy bajíto y me las curan en silencio, y debajo de mi almohada duermen siempre mis muñecos, y si tengo alguna pena yo sin ella me despierto...

letra de Tontxu...
Lindo post!!!!!
Muaks