viernes, 4 de abril de 2008

El desgaste es bello


Hace tiempo me contaba una amiga que, en la guardería de su hijo, le cobraban nosecuánto dinero en concepto de desgaste de material fungible (es decir, por todo lo que se estropea con el uso: las sillas, las mesas, las tizas, los columpios, etc.) y las dos acordamos que la guardería le debería pagar también a ella por el desgaste del niño.

Y es que tenemos asumido que las cosas (y las personas) se estropean con el uso: los coches, la ropa, los ordenadores, la visa, las relaciones...Por eso me ha encantado el concepto de estas tazas. Se revelan contra esta idea y se preguntan por qué las cosas tienen que ir a peor con el tiempo y no al contrario.

Las tazas están tratadas de forma que, según el uso que se haga de ellas, van apareciendo dibujos y formas. Así, las tazas van adquiriendo más valor cuánto más gastadas estén y no al contrario. El resultado además es muy personal porque depende del uso de cada uno y por lo tanto no habrá dos tazas iguales.




Os deseo un buen fin de semana y que desgastéis a tope las calles, los bares, las camas, los museos, los labios...

7 comentarios:

La Ballena Elena dijo...

Me gustan las cosas con tiempo a sus espaldas
Rachel PROBABLEMENTE lee nustros blogs ;)

Buen finde

Serafina dijo...

Siempre me han gustado las cosas con historia, vintage, antiguas, me ponía la ropa sesentera de mis tías y mi madre me reñía por coger tesoros de la basura. El desgaste es personalidad, marca la diferencia y eso lo hace bello.

MiKiMoNo dijo...

Pues molan estas cosas desgastadas. A mi me gustan los libros desgastados, las zapas desgastadas... el desgaste implica uso y el uso disfrute...y estas tazas envejecen de una manera muy pop no? me gussssta!

Espita Gorgorita dijo...

Tienes un blog fantastico!! Esta es una idea preciosa

carmencita dijo...

Venaga ya, ¿desgaste de material fungible?. Llevo tiempo trabando en esto y jamás, en ninguna de las guardes en las que he estado lo había oido, ni si quiera se me había pasado por la cabeza

ana dijo...

Ahora que acabo de tomar el primer café, mis tazas me parecen tan insípidas!!! Ay, qué cosas nos descubres!!! Después de la arruga, ji,ji.. el desgaste es bello...

Remedios dijo...

Me encantan las cosas deslucidas por el uso, así que si me comprara esas tazas no las usaría nunca para que pareciera que las había usado mucho.

Te leo, enhorabuena.

Remedios