jueves, 10 de abril de 2008

A vuestros pies

Las únicas palabras que sé en euskera las aprendí de un felpudo: ongi etorri (bienvenido) lo que me lleva a pensar que, a pesar de la mala concepción que tenemos de ellos (no se puede caer más bajo), son una herramienta de incalculable valor para aprender cosas y, al menos en mi caso, me han enseñado más que muchas personas y, por supuesto, muchas horas de televisión.

Pero además, el felpudo es la tarjeta de presentación de nuestra casa. Es el equivalente al escaparate de una tienda, al fondo de pantalla del ordenador o al Nick del Messenger. Es algo que tienes que escoger con cuidado y mimo porque está contando cosas de ti, de tu vida y de tu personalidad.

He hecho un repaso en busca de felpudos (nada de páginas porno, prometido) y todos los ejemplos que he visto son flojitos en cuánto a diseño. El que más me ha gustado ha sido el felpudo personalizable que he puesto en la cabecera de este post. Con él, puedes construir tu propio mensaje a partir de 21 caracteres intercambiables.

Mi segundo candidato al primer premio internacional de diseño de felpudos en Internet es éste que te hace un rápido recordatorio de lo que no debes olvidar antes de salir de casa: llaves, monedero y teléfono móvil. A mí me vendría genial porque no hay día que salga con las tres cosas en el bolso.

Y, a continuación, el resto de felpudos participantes…
Y tras esta profunda reflexión sobre felpudos Vs. diseño, sólo me queda desearos un buen jueves.

13 comentarios:

Señorita Puri dijo...

Ole ahí! El personalizable me ha parecido una gozada. Creo que lo pondré en mi blog algún día (te avisaré). Hay uno que me encanta y me da igual lo que piense el mundo de que soy una hortera, y que estuve a esto de comprarlo : en Ikea, el "Bienvenido a la república Independiente de mi casa", al final me compré otro modelo, el grandote, con un círculo rojo. Pero sigo teniéndole ganas....

elena dijo...

wow!! me encantan...

(me quedo con el felpudo personalizado, me parece genial)

feliz jueves para tí también

La Ballena Elena dijo...

Jajaja
Que gran reflexión Miss Rosenthal, tengo una cartel/pregunta q me pregunta antes de salir si he cogido el tupper con la comida. Asi q me quedo con el de recordatorio
Sta Puri, no es hortera, está muy bien, ( o yo tb soy hortera) pq a Unai le hice el llavero de bienvenido a la republica independiente de Unai (con la tipografía IKEA) y después la versión cartelito para su fiesta de inauguración de casa.
Miss Rosenthal, no puedo dejar de pensar en tu post de ayer, y lo único q se ha ocurrido es el q: TERRONES DE AZÚCAR, ahora sólo tengo q pensar q hacer con ellos

Lady Lay dijo...

Me encanta el personalizable. ¿Por qué no se os habría ocurrido antes a nosotras? jajajajajaja
El otro día fui als Encants y pensé en comprarme un trozo de cesped artificial para hacer una alfombra y dar la bienvenida al piso del árbol (es que vivo en un cuarto –quinto real– sin ascensor...). Creo que se lo voy a proponer a mis vecinos de al lado, que igual tb les mola la idea. ¡Chic@s hay que hacer algo global!

Besos

lady desidia dijo...

jaja, me gustan los felpudos. Y cómo me gusta lidea del de la casa árbol de Lady Lay!

Feliz jueves y... te ha tocado un meme. glups.

Miss Rosenthal dijo...

Pues a lo mejor aquí está la acción poética delictiva! Y si secuestramos todos los felpudos feos del mundo y los cambiamos por bonitos trozos de cesped con margaritas??
Podemos pedir rescate! Se lo devolvemos a cambio de que ellos roben otro.

Lady Lay dijo...

Me parece una bonita acción para comenzar con nuestra revolución poética. Lo de las margaritas tb lo pensé! Buena conexión!!! jejeje. Sería como la asociación francesa que libera enanitos de los jardines y los lleva al bosque

http://p007.es/2007/09/22/libera-enanos-de-jardin-frente-de-liberacion-de-enanos-de-jardin

Tengo una amiga que últimamente se ha dedicado a escribir frases del tipo: "Sonríe al mundo y el mundo te sonreirá" y las deja "olvidadas" en el asiento de metro para despertar la sonrisa de los viajeros tristes del subterráneo (su novio ha bautizado los mensajes como "huevos de ilusión"). jejejeje. Me parece una conexión brutal! Le he dicho que POR FAVOR se pronuncie en tu blog!

PROPONGO: Secuestrar felpudos feos, cambiarlos por un trozo de césped con margaritas y dejarles una frase en el umbral ?!

Ballena Elena, sigue pensado en los terrones de azúcar... El elemento en sí, ya me parece fabuloso!

Lantana dijo...

Buenas! Gracias por visitar mi blog! Así he conocido el tuyo, que por cierto me ha encantado... Sino te importa te linkeo pero en mi otro blog! La Lantana de Ainara es para cosas de bebes. Te invito a que conozcas el otro!
Un beso!

La Ballena Elena dijo...

Cuanto activismo!!!!!!!!!!
Jajaja Miss Rosenthal infringiendo la ley?
Me gustan las ideas, pero imaginaos por un momento llevando a cuestas rollos de cesped artificial.
Seguimos dándole vueltas.
Me ha encantado lo de tu amiga la creadora de "huevo de ilusión" de hecho ahora mismo voy a imprimir unos cuantos q dejaré olvidados, como se llama? Tiene blog?
Antonio, di hola, andaaaa

Lady Lay dijo...

Sï, la verdad es que es más práctico los "huevos de ilusión". Mejor forma de empezar...
Se llama Sonia, no tiene blog, pero me ha prometido que este finde se manifiesta...jejeje

sixcerezas dijo...

ya he vuelto!!
tanto trabajo no me dejaba respirar...
mmuuuaa!!

Goiuri dijo...

Jesús cuánta originalidad junta!!

Serafina dijo...

¡Qué felpudos más chulos! Yo vivo en lo que antes era la portería y poner un felpudo es como visto y no visto.