jueves, 5 de junio de 2008

Tutti Frutti


Tutti frutti no es sólo ese sabor que nunca falta en las heladerías pero que no le gusta a nadie (yo al menos no conozco a nadie con gustos tan retorcidos). Tutti Frutti también es un proyecto arquitectónico genial a la orilla del canal New Isliginton, Manchester.

Sus precursores se enamoraron del canal holandés de Borneo Sporenburg (pequeñas casitas con encanto, todas diferentes y con mucha personalidad) y quisieron trasladar la idea a tierras inglesas. Para rizar el rizo, decidieron organizar una competición: sólo los mejores diseños tendrían acceso a estas parcelas. Los participantes tenían que presentar un proyecto original y demostrar que podían asumir los costes de construcción de la casa en caso de ser escogidos. El jurado, está formado por expertos de mundos muy distintos: arquitectos, diseñadores gráficos, creativos, cómicos... 


Ya se han adjudicado las seis primeras parcelas de las 26 disponibles. Cuándo estén construidas todas, se devolverá el dinero de la parcela (aproximadamente £160,000) al dueño de la mejor casa.

Con este proyecto todos salen ganando porque los participantes tienen la oportunidad de construirse la casa de sus sueños en un lugar privilegiado y encima la ciudad se pone un poco más guapa con tanta chocita de diseño.

Además, imaginaos esa reunión de vecinos, todos arquitectos, diseñadores, gente fashion…¡Igualita que las de mi comunidad!

Parece que en Manchester se está estableciendo un nuevo orden de hacer las cosas y eso me gusta.


el jurado jugando a las casitas

Imagen de 3 de los 6 primeros proyectos ganadores


¡Un beso y buen jueves!

8 comentarios:

Tamara dijo...

Yo también quiero una chocita, como tú dices, por ahí! Bueno, tal y como están las cosas, con una chocita en "cualquier sitio" ya estaría contenta... Tutti Frutti...puaj! ;) Un saludo!

La Ballena Elena dijo...

Siempre tienes grandes historias Rosenthal.

Los vasos de la tía Aurora estarán ahi para cuando vengan los Rosenthal.

Feliz jueves

violeta dijo...

A mi chico le gusta el tutti frutti. Concretamente tarrina de dos sabores: tutti frutti y turrón. Y así se convierte en el hombre más feliz de la tierra (y creo que también del universo). Me encanta seguir este blog, todo es muy interesante. saludos!!

Berreca dijo...

Quién pudiera pagarse una casita de esas...
Es verdad que pones unas noticias super interesantes, por eso te seguimos tanta gente!
Gracias por escribir en mi blog! es verdad que podrá pintar los números! (no lo había pensado)
Feliz día! que mañana ya es viernes!!!

El Jardín de Lulaila dijo...

Me encanta este proyecto, me parecer alucinante. Besos, Lu

Esti dijo...

Gracias por animarte a comentar en mi blog. Siempre es estupendo descubrir así nuevos blogs. Muy interesante el tuyo. Tengo un montón de cosas para leer por aquí. De hecho, este post me ha encantado. Cuando veo casas de colores se me alegra el espíritu. Todo por aquí es tan gris y marrón... ;)

_Vesedo_ dijo...

Mola mil, yo también quiero una de esas, jajajaj, a ver si me toca el euromillón!!!
Por cierto Miss, hoy he de confesarme, a mi si me gusta el tutti frutti!!!!

Anónimo dijo...

I want not agree on it. I assume precise post. Particularly the appellation attracted me to read the unscathed story.