jueves, 25 de septiembre de 2008

La máquina del tiempo

Muchas veces acumulamos entradas de cines, tickets de metro, tarjetas de embarque….un montón de papeles que cumplen el objetivo de hacernos recordar que aquello pasó realmente.

Parece que la letra impresa nos ayuda a recordar y hace que hasta un papelajo doblado adquiera un gran valor. Esto último es lo que demuestra el reloj recibo: para saber la hora tienes que presionar un botón central y, entonces, imprime un recibo con la hora y unas líneas en blanco para que escribas un mensaje personal sobre el significado que tiene ese momento para tí.
d
El diseñador es Mark Owens, estudiante de diseño de producto del Royal College of Art in London que ya se asomó por aquí con su paraguas para dos.
d
d


Últimamente ando algo obsesionada con el tiempo que me falta, que pierdo o que necesito. Por eso, si hay un producto que me ayude a retener aunque sea un sólo segundo, es bienvenido (aunque no sea demasiado ecológico, como éste). ¡Buen jueves a todo el mundo!

11 comentarios:

Esti dijo...

Maravilloso!!

elena dijo...

es una idea estupenda!! ^.^
ya no suelo guardar tantos papelajos como antes, aunque... me gusta conservar entradas de cine de películas que me han gustado.

feliz casi viernes!

mvia dijo...

Gracias por este blog y por darnos argumentos para defender nuestra fiebre acumuladora de recuerdos con forma de papelillos. ¿Cómo puede alguien deshacerse de la entrada de cine de una película que le emocionó? No lo entiendo...

La Ballena Elena dijo...

Es una idea preciosa, y la forma perfecta de tener constancia de los momentos sin ticket o entrada

Mer dijo...

una idea maravillosa y sobretodo muy poetica

Cris dijo...

Un idea genial!!
Yo guardo, entradas, billetes de avión, ticketssss demasiadas cosas!!
:)
cris

Mayte de la Iglesia dijo...

si, la verdad es que es poco ecologico, pero como a todo el universo me guardo tickets, entradas, targetas de embarque, entradas a museos....de locos, pero un bonito recordatorio.

Ivana dijo...

Maravillosa máquina!!

formentera dijo...

Miss R, has dado en el clavo, as usual ;)

Iria dijo...

Hola! He llegado a este blog de casualidad pero me ha encantado.

La idea que nos descubres en este post también. Me parece una genialidad, a mi, que guardo hasta el primer ticket de la primera vez que monté en el metro. Lo malo es que está tan desgastado que no se ve.

Un saludo!

MiKiMoNo dijo...

Es una buena idea, pero con los tickets del supermercado y postit llenando mis bolsos y bolsillos...no doy pa más. Aunque es mucho más bonito y poético, se podría ir haciendo una especie de diario no?