miércoles, 12 de noviembre de 2008

la calle es nuestra

Una cosa que me sorprendió mucho de Nueva York cuando fuimos este verano fue que casi todo los edificios públicos (bibliotecas, iglesias, museos) sacaban a la calle sillas y mesas para que la gente se sentara a comer, leer o descansar.

En España sería inviable algo porque aquí no se concibe una mesa sino es para que la gente pague por el café que se tome en ella. Además, me imagino a los trabajadores de la biblioteca de turno quejándose al sindicato porque les obligan a cargar con mesas y sillas cada mañana y eso no está en el convenio.

El caso es que allí lo hacen y me parece una forma genial de que la gente disfrute de lo que realmente le pertenece: la calle.

He visto este proyecto del estudio neoyorkino Riegelman en el que se instalaron estas originales piezas de mobiliario urbano en la escalinatas en uno de los edificios públicos mas antiguos de Nueva York, el Brooklyn Borough Hall. Durante dos semanas, la gente pudo disfrutar de este mueble polivalente que sirve tanto de asiento como de mesa supletoria.

Me gusta la cobinación de algo tan antiguo con algo tan moderno y, sobre todo, me gusta lo de sentarte cómodamente al fresco por el gusto de hacerlo, sin tener que consumir algo obligatoriamente.




Como siempre, yo tengo la esperanza de que alguien en España tome nota y pronto veamos cosas así en nuestras calles. Al fin y al cabo, la esperanza es lo último que se pierde, ¿no?

10 comentarios:

La Ballena Elena dijo...

Que idea tan chula!
Cuantas veces no se sienta uno en algún sitio, pq no tiene donde apoyarse.

Feliz miércoles

Noe dijo...

la verdad es que es una gran idea.

por cierto, vivo en vigo, justo delante del museo de arte contemporáneo de la ciudad, el MARCO.y cada vez que salgo de casa veo las lucecitas (tipo las de navidad) que recientemente han puesto con motivo de su última expo, que dicen: "la calle es mía".

Un día de limpieza en el piso, nos bajamos mis 2 compis de piso y yo, 3 sillas y un ventilador (que íbamos a depositar al contenedor) y nos sentamos delante de las escaleras del museo (es una calle peatonal ,para que te sitúes) para hacernos una foto con el cartel de "la calle es mía (que resulta ser una frase que se hizo famosa ,gracias a nuestro "querido" señor fraga iribarne). pues bien. vino la policía y tuvimos que irnos; entonces........¿la calle es nuestra?

la baigo dijo...

Mi primer día en NY me lo pasé entre BRYANT PARK (en las sillas verdes que hay en el cesped) y la Biblioteca Publica de NY.

Un lugar está a la espalda del otro.

Ese primer día me lo pasé entre el jet lag que me causó un madrugón, coger el metro desde la 96st con Broadway, desembarcar en TIMES Sq, situarme en una ciudad que recordaba vagamente de un viaje familiar hacía 15 años y la desconfianza de un sitio nuevo.

Recuerdo claramente como me senté a las 8'30, con un capuccino, en una de esas mesas y sillas verdes del Bryant Park,leyendo la lonely planet y las notas que llevaba de NY mientras los newyorkers cruzaban por los caminos del parque desde la 6 ave hasta la 5 ave, supongo que de camino hacia el Chrysler building algunos de ellos.

Esas sillas en el parque o también en la fachada de la NY public library ... OJALA algún político de ayuntamiento viajara a NY y adoptara esa costumbre.

Berreca dijo...

Qué gran idea! en Málaga tal vez llegue mucho antes que en cataluña porqué aquí pronto pagaremos hasta por respirar... jajaja
1 besote!

elena dijo...

me parece una idea genial! ese silloncito-mesa es una monada!
si lo hicieran aquí, ayss... seguro que más de uno se lo llevaría prestado.

besos.

alavueltadelaesquina dijo...

Suscribo a noe: ¿la calle es nuestra? El viernes pasado estuve en el CCCB y leí un manifiesto que precisamente iba de esto. Artistas (artivistas, critivistas) denunciábamos la privatización del espacio público y reivindicábamos la calle como medio para la expresión, la creación. Y añado: la comunicación, la relación. Y por qué no los sueños. La calle nos la están quitándo y no nos damos cuenta. Y encima tenemos que conformarnos con vivir en 50 metros cuadrados. Eso los que podemos... y gracias...

Acciones como las que cuenta Miss Rosenthal son necesarias!! Basta con tener ideas y llevárlas a cabo... REVOLUCIÓN POÉTICA YA! Pasaros por www.laciudadtomada.org. Os invito a leer el manifiesto que está colgado en la web, a perderos por Barcelona y descubrir los rostros y los mensajes de los resistentes. Y a crear otros nuevos!!! (desde la poética, el arte y la creatividad)

Ángeles Tavira (en la bloggosfera más conocida como Lady Lay), un miembro del colectivo alavueltadelaesquina

Señorita Puri dijo...

brillante idea!
Por desgracia en España se usaría para
1. comer pipas
2. que se caguen las palomas y nadie lo limpie
3. hacer botellón
4: quitarse la caca pisada de la suela del zapato
5. robarla para fundirla y ganarse 2 céntimos de euro (total, ya lo hacen con las tapas de alcantarilla que mira que es difícil quitarlas...)
6. para que un graffitero mongoloide (¿hay alguno que no lo sea?) lo estropicie a los 5 minutos
7.- para que el fabricante las revenda a algún amiguete que trabaja en el hay-untamiento de Madrid por un 700% de su valor

yolanda dijo...

je, je, señorita Puri estaba pensando casi en lo mismo que usted, Elena lo ha dicho mas sutilmente, pero seguro que aún taladrados en el suelo durarían poco.
De todas formas me parece una buena idea.

nine dijo...

ains qué rabia más malaaaaa!!!!! no puedo irr!!! gracias por avisarme corazón, pero tengo una cena de trabajo a las 21:00 horas a la que tengo que ir si o si. un besote. el próximo no me lo pierdo!!!

nine dijo...

perdón, este comentario era para el post de arriba, en este quería comentarte que me parece genial la idea. Aquí lo más parecido que tenemos es la gente que se sienta a consultar cosas por internet en la entrada del teatro cervantes. Ojalá se implantasen más.