miércoles, 10 de diciembre de 2008

La chica que se miraba los zapatos


Hay parejas que están destinadas a durar mucho, mucho tiempo: toda la vida. Y otras, que se tambalean ante el menor problema.

Me contó una amiga que un psicólogo le habló del caso de una pareja permanentemente en crisis (como la de Pekin Express), en la que él estaba seguro desde el principio de que lo suyo con su chica no iba a funcionar. Lo sabía desde siempre, desde el primer día que la vio y, según le contaría luego al psicólogo, "ella se estaba mirando los zapatos".
Al parecer, esa fue una constante en su relación, mientras ella se observaba continuamente los zapatos, él miraba al infinito.

No recuerdo cuál fue la recomendación del psicólogo, si fue encontrar un punto medio al que mirar o aprender a mirar uno en la dirección del otro (creo que fue esto último). Y no lo recuerdo porque, cuando me lo contó mi amiga, sólo podía pensar en la chica que se miraba los zapatos.

A lo mejor la chica tenía unos zapatos como estos, hechos con acuarelas y, cuando bailaba, dejaba un rastro de colores a su paso. A lo mejor el chico nunca se dio cuenta de que su chica llevaba unos zapatos de acuarelas. A lo mejor tampoco vio como desprendía colores cuando bailaba. A lo peor, ni siquiera se dio cuenta de que a ella le gustaba bailar porque siempre estaba mirando al infinito.











Estos zapatos tan mágicos tienen un nombre igualmente mágico: the girl who likes colors y llevan la firma de la diseñadora japonesa Sayaka Yamamoto. Me encantaría bailar con ellos.

Un beso y buen miércoles

Sound Track: cinco minutos (Mirafiori). Esta va por Belen y Andrés para que bailen juntos mucho tiempo.

23 comentarios:

Cris dijo...

oooh! qué pasada de zapatos! como siempre, genial la historia, Miss! ;-)

un beso

Africa dijo...

Que bonito!!! debe ser precioso en un día de lluvia....
Bsos

Picota dijo...

Me ha encantado el post, yo también quiero unos zapatos como esos para ir dándole color a la vida de más de uno jeje

Un besito

La Ballena Elena dijo...

Que bonita historia Rosenthal
Siempre contando cosas bonitas

No quiero dejar de mirarle

feliz día

La Muka dijo...

Ostia, a mi lo qu me llevaría al psicólogo son esas mallas, que horrendas por dios!!!

Alabinbonban dijo...

Qué cosas más lindas escribes... Ojo, creo que no está bien el enlace a la página, por lo menos en mi pc. Saludos!

jimena dijo...

que linda historia!

_Nona_ dijo...

Que bonitos los zapatos!! Siempre dando color a la vida.

Besos

elena dijo...

que historia tan tierna!
esos zapatos de lunares son geniales!

Dice Antoine de Saint Exupery que el amor no es mirar a quien se ama, sino mirar juntos en la misma direccion.

un besazo

elena dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Berreca dijo...

Bonita historia e impresionantes zapatos!!!
1 besote!

Natalia dijo...

Yo me los pido!!!

HollyGo dijo...

Son una pasada!
La historia y los zapatos.

Guatequecacahuete dijo...

Que flipada! Nos encanta!
Guatequecacahuete

Gretelein dijo...

Bonita historia y bonitos zapatos.

MONICA dijo...

Me gusta mucho este post, elegante y divertido a la vez, bailar con acuarelas en los pies :D
besitos y feliz dia.

MiKiMoNo dijo...

Es precioso el concepto y el nombre también. Imagínate si llueve, dejando un rastro de colorines allá por donde va...qué bonito!

misako mimoko dijo...

bonito post (la historia y los zapatos).
realmente son muy poéticos, yo también quiero unos así de mágicos y bailar todo el día con ellos!!

para un día de lluvia gris como el de ayer son perfectos. ;)
que pases un feliz jueves!!
un beso!!

Esti dijo...

Muy bonito, muy bien contado, la de imágenes que evocan... Pero yo la humedad de los zapatos acuarela... como que no.
:)

Belén dijo...

Gracias, Miss .... He tenido un día duro, y los "cinco minutos" son, con mucho, lo mejor que me ha pasado hoy ... Espero que vosotros también baileis siempre juntos, con zapatos o sin ellos. Gracias de verdad.

bonvoyagebonvoyage dijo...

Dios, qué preciosidad. Qué poéticos son.

Olivia_p dijo...

wow, muchísmas gracias por este post, hermoso

Carolina Santos Floriano dijo...

Acabo de descubrir este post y.........Ups me quedao sin palabras!