viernes, 29 de febrero de 2008

Sunday Brunch


Un planazo para este domingo, si no fuera porque nos queda un poco lejos, sería ir a uno de los bruch que organiza el Royal Albert Hall de Londres.

Un brunch de domingo siempre es una buena idea pero, si a esto le sumas un concierto en un recinto tan impresionante como el Royal Albert Hall, el plan deja de ser simplemente bueno para convertirse en insuperable.

La idea es fantástica: te levantas tarde y te diriges sin prisa y con el periódico bajo el brazo a uno de los edificios con más historia de Londres (por su escenario han pasado grandes como los Beatles, los Rollings, Pink Floyd...). Allí, mientras llenas el estomago te regalas el oído con un concierto. Cada fin de semana un grupo diferente (jazz, bossa, etc.) se encarga de amenizar el brunch.

A ver si los teatros españoles toman notan y les copian la idea porque no puede ser mejor.
¡Buen fín de semana!

miércoles, 27 de febrero de 2008

Pelea de almohadas


Uno de mis recuerdos infantiles es el de estar sentada en una terraza de verano, moviendo los pies en círculos bajo la silla. Mi padre me pregunta qué quiero beber antes de dirigirse a la barra. Un refresco de naranja, le digo. ¿Eso qué es? Me dice mi padre. ¿Una fanta? Noooooooooo le digo yo.
En realidad no sé lo que es pero no puede ser lo mismo. Yo quiero beber lo mismo que beben en El Héroe Americano, Aquellos Maravillosos Años, Los problemas crecen, Sensación de vivir…

Mi padre volvió al rato con una fanta de naranja.

Ahora veo que no era justo que nos sometieran a una infancia que no podíamos tener. Porque aquí no se podía beber refrescos, ni repartir periódicos con la bici por el barrio, ni tener una puertecita para el gato, ni patinar sobre hielo, ni ir a un baile de fin de curso...

Y no es que se me haya quedado ningún trauma porque he crecido de lo más feliz y sana comiendo bocadillos de mantequilla y salchichón en vez de sandwiches de mantequilla de cacahuete pero hay algo que sí que me quedé con ganas de hacer: una pelea de almohadas. Una de esas luchas que empezaban con un inocente golpe y acababa con todos riendo y las plumas volando por toda la habitación. Y es que, por muchos golpes que yo le pegara a mi hermano con la almohada, nunca salían las plumas y, menos mal porque si llega a salir alguna mi madre hubiera hecho que me la comiera en vez de unirse entre risas a la pelea, como pasaba en las películas.

Hoy he hecho una selección de almohadas, a ver si alguna vez consigo cumplir ese sueño.
1. Matryoska Silk Pillow by Thomaspaul, 2. y 10. Jamtartbaby's Shop en Etsy, 3. Sushi Pillow, 4. y 12. Pieces of You, 5. y 9. K studio, 6. y 7. Dermond Peterson Design, 8. Amy The Pitbull, 9. Dransfield & Ross

lunes, 25 de febrero de 2008

Just Married


Yo soy de comida caserita pero cuando flaquean las fuerzas y te puede el sofá está bien tener una opción de plato pre-coolcinado, un menú rápido de los de calentar y listo pero con algo más de glamour que las albóndigas en salsa o el pollo asado.  
Hace tiempo que vi los productos de Just Married del cocinero Carles Camó y me gustaron tanto el packaging, el nombre y el concepto que estaba loca por hablar de ellos pero, como soy una profesional del mundo del blog, tenía que probarlos antes de recomendarlos. Y por fin ayer Mister Rosenthal y yo nos dimos un homenaje de Risotto de "Ceps i Moixernons" que casi se me saltan las lágrimas.
Así que ahora sí que puedo decir con la boca llena (de risotto) que sí, que están buenísimos y que es una opción perfecta para cuando no te apetece cocinar. Abres la lata, calientas el caldo y en cuanto hierve le añades el arroz, o la fideuá o lo que te toque ese día. También tienen sofritos caseros y sopas y todo con una pinta fantástica. 
Yo lo compré en una tienda de delicatessen pero he visto que se puede comprar en la web y, para mi sorpresa, está más barato que en la tienda y encima incluyen los gastos de envío.  


Por cierto, que lo de Just Married no le viene ni por el arroz que tiran en las bodas ni por las latas que les cuelgan a los coches de los recién casados en las pelis americanas. Por lo visto surgió cuando las hijas del cocinero Carles Camós empezaron a casarse como solución para que sus retoños siguieran comiendo como en casa. ¿A que es majo papá Carles?
¡Buen provecho!

la vida en rosa


El viernes, de vuelta del trabajo, hice una parada técnica en Blanco para hacer una compra terapéutica (yo les llamo así a las compras que no superan los 10 euros y que te calman las ganas de consumir que en mi caso suelen ser muchas). Cogí unos zapatos rosas (9.99 euros) y volví a casa más feliz que una perdiz.

No soy nada fan del rosa así que al llegar a casa busqué cosas con las que combinarlos y para mi sorpresa tenía mucho más de las que recordaba así que las amontoné sobre la mesa y les hice una foto. Puede que sea casualidad pero todas esas cosas son muy especiales para mí por motivos diferentes. La nintendo DS es un regalo de mi mejor amiga, el vestido de Pepa Karnero (otra compra terapéutica) me recuerda a Mister Rosenthal y su cara de aprobación cuando me vio con él en el probador y el bote de píldoras contra el mal humor de Happy Pills vinieron de vuelta de un fin de semana en Barcelona. De los zapatos todavía no tengo buenos recuerdos pero son tan bonitos que me imagino pisando y dejando huellas de color rosa a mi paso (si reúno el valor suficiente para estrenarlos porque con ese taconazo y este mal tiempo me veo haciendo acuaplanning en el primer charco de la calle)

Puede que sea esto lo de ver la vida de color de rosa, hacer un montón con las cosas especiales de la vida y darle a cada una su valor. Llenar la vida de viajes, sonrisas, amigos, fines de semana y de mucho, mucho color rosa.

Esta semana me he propuesto visualizarlo todo de color rosa y para empezar una idea que me encanta de Jasmine Raznahan. Son unas gafas que, al mirar a través de ellas, sólo te dejan leer las noticias buenas (que previamente han impreso en rosa). Las malas, las de color negro, las que hablan de Israel vs. Palestina, de la crisis de la economía, de la violencia de género, , etc. las ignora. No existen.

Por una semana rosa llena de buenas noticias...

viernes, 22 de febrero de 2008

el amor en los tiempos de google

A lo mejor X lleva toda la vida acordándose del beso que le dio Y al final de aquel verano. A lo mejor Y tampoco ha podido olvidar a X por muchos amores que hayan pasado por su vida…A lo mejor X e Y tienen la misma idea y se reencuentran en Yesterdate.
Es una web pensada para recuperar esos besos inolvidables, las citas a las que no llegaste, aquellas personas que desaparecieron de tu vida...Y todo, a través de Google Map. La idea es sencilla: marcas la fecha y el lugar exacto de ese primer beso y dejas un comentario para la otra persona.
Y cómo no todo el mundo tiene besos de los que marcan toda una vida, también se pueden buscar y encontrar personas, objetos, mascotas, etc.

Yesterdate es un proyecto de Stereonoise.

jueves, 21 de febrero de 2008

¿Estudias o Trabajas?

Se me ha descosido el forro de mi abrigo negro. Llevo todo el invierno pensando en arreglarlo pero tengo que reconocer, que me da mucha pereza. También me da pereza cortarme el pelo, imprimir fotografías y deshacerme de los medicamentos caducados y las pilas gastadas.

Por eso me he puesto tan contenta cuándo he descubierto (vía: Herraiz Soto) el proyecto ¿Estudias o Trabajas? del Museo de Bogotá. Cada semana se la dedican a una profesión o actitud: arrancaron con la semana de los peluqueros donde la gente entraba gratis en el museo a cambio de cortarse el pelo dentro. También han tenido la semana de la pereza en la que había que llevar algo que te diera pereza (el personal se tumbaba en el suelo o se ponía a repasar la tabla de multiplicar del siete y cosas así). Le dedicaron una semana a las manualidades en la que te proponían que llevaras dos ejemplares de la misma obra hecha a mano y donaras una al museo. Y así, muchas más durante tres meses.

Esta semana es la de las modistas y si llevas alguna prenda que necesite arreglo, entras gratis y además le dan las puntadas que le falten. La semana que viene, que es la última, es la de las amas de casa así que invitan a todo el mundo a que les cuenten su receta favorita o les demuestren lo apañaditos que son por lo que habrá quien se ponga a barrer el suelo del museo o a recitar la receta del pollo al chilindron.

Me parece una iniciativa muy creativa y encima acerca los museos a la gente corriente, a los que no tienen tiempo ni ganas de hacer muchas cosas.

miércoles, 20 de febrero de 2008

cool cortijo

Siempre me ha parecido cruel y de bastante mal gusto la costumbre de decorar las paredes con cabezas disecadas o cornamentas de animales. Pero he encontrado un ejemplo de que todo, hasta el objeto más horrible que nos podamos imaginar, puede tener su punto si se le aplica un poco de creatividad.

Así que, si no sabías cómo decorar esa pared de ladrillo visto de tu casita de campo, te recomiendo estas puzles en 3D de Rock Paper Scissors. (vía Oh Joy!).

Si te gusta la idea pero lo que no te convence es el animalito en cuestión, también puedes poner una cabeza de Koala (animal decorativo donde los haya). Estos quedan bien en cualquier hueco menos en el de encima de la chimenea, porque son de chocolate. Los puedes encontrar en Walteria Living.

Y por último, un toque andaluz, con este toro de resina de colores de la tienda sevillana Flamenco Cool.

Pues nada, que el que no tiene su cortijito a la última es porque no quiere.

martes, 19 de febrero de 2008

Rockabye Baby!

El otro día tuve mi primer momento de intimidad con Enrique, el bebe recién nacido de mi mejor amiga. Ya lo había cogido en brazos antes pero nunca a solas. Cuando empezó a hacer pucheros -no tardó más de un segundo- pensé en cantarle una canción para calmarle y comprobé con horror que la única que me salía era la de la cucaracha, la cucaracha, ya no puede caminar. Se la canté un par de veces, más rápida y más lenta, hasta que su madre vino a rescatarme.

Más tarde se lo comenté a Mister Rosenthal, que nos teníamos que poner a estudiar canciones infantiles si queríamos que nuestra descendencia futura no tenga un trauma infantil con cucarachas impedidas. Pero él me dio la solución, Rockabye Baby! son recopilaciones de música adaptadas para bebés. U2, Björk, los beattles, los Rollings, Los Ramones, etc.

¡Qué puede haber mejor para un bebé que escuchar Disarm de Smashing Pumpkins justo antes de dormir!


lunes, 18 de febrero de 2008

Después de la lluvia


La moda siempre ha sido tremendamente injusta con los hombres. Diariamente les priva de enseñar sus rodillas, sólo les está permitido la mitad de los colores de nuestra pantonera y, en días lluviosos como éste, tampoco pueden llegar al trabajo con los pies secos.


A los únicos hombres que recuerdo con botas de agua son a los pescadores y pescaderos. El resto de profesiones libarales tiene que sufrir la calle mojada y se pierden la sensación de meterse en los charcos, tan genial en todos los sentidos.


La ecuación lluvia-hombres-moda por fin se ha resuelto de forma equilibrada gracias a los Swims. Estos zapatos son el fruto de muchos inviernos lluviosos y de las risas de la gente al ver al padre de la criatura, Johan R., ponerse sus botas de agua los días lluviosos. Johan decidió hacer sus propios zapatos para la lluvia y hacerlos con estilo.


El resultado es de lo más satisfactorio y espero que llegue a nuestros charcos muy pronto.
Aunque este es un post para ellos, no me resisto a poner los de chica, que también son fantásticos.

viernes, 15 de febrero de 2008

Platos rotos

Es ley de vida. Aunque ayer -San Valentín- nos quisiéramos todos mucho, nos regaláramos rosas (menos los árabes, que las tenían prohibidas) y nos prometiéramos amor eterno; en algún momento, tarde o temprano, acabaremos tirándonos los platos a la cabeza. Y es que el amor no es sólo el 14 de Febrero, también es el 15, el 16 y, cada cuatro años, también el 29 de Febrero. El amor es tu familia, la suya, el lavavajillas, el perro, la hipoteca, las broncas, las treguas...y eso es mucho. 

Por eso, si es irremediable eso de tirarnos los platos a la cabeza, por lo menos que esos platos sean de diseño. Un poco de glamour para nuestras peleas caseras.

Estos son de Graells + Vimyamata y pertenece al proyecto cuélgame. La idea son platos que se puedan colgar de forma que ocupan menos espacio y, además, se secan más rápido que en horizontal.

Los siguientes son del colectivo de diseñadores Soop y nos traen unos diseños geniales. 




Aunque teniendo unos platos tan monos, ¿quién va a querer romperlos? ¡Buen fin de semana!

jueves, 14 de febrero de 2008

Hielo

Elena apagó su cigarrillo mentolado en el cenicero de cristal y plata que había sobre la mesa de despacho. Lo aplastó varias veces, de forma mecánica. Entornó los ojos y vio como el anillo que llevaba en el dedo acompañaba los movimientos de su mano: arriba y abajo, arriba y abajo. Hacía tantos años que lo llevaba que lo sentía como una parte de su cuerpo. Era un diamante de Amberes tallado en forma de flor. Joaquín se lo regaló cuando nació su primera hija, coincidiendo con su primera gran operación inmobiliaria. Elena siempre lo llevaba puesto. Lo llevaba cuando Joaquín empezó a llegar tarde, a ausentarse por negocios; Lo llevaba cuando se enteró de que se acostaba con otras; Lo llevaba incluso cuándo Joaquín se convirtió en un extraño para ella.

Hacía años que se lo había prometido y Joaquín siempre cumplía sus promesas, al menos eso repetía siempre. Elena llevó su mente hasta la tarde en que Joaquín le hablaba de los planes que tenía mientras tomaban algo en una de las terrazas de El Retiro. Le contaba como tenía pensado dejar la tienda –un negocio familiar de muebles que murió con su suegro, porque ni Joaquín ni sus cuñadas quisieron continuar con él- que quería trabajar en una constructora. Empezaría desde abajo y aspiraba a llegar muy lejos. Estaba entusiasmado describiendo la casa que comprarían a las afueras, los viajes que harían, las amistades que cultivarían....A ella le daba vértigo que decidiera por los dos, pero no supo cómo decirlo. En un momento de la conversación, Joaquín hizo una pausa para apurar la coca cola que quedaba en su vaso. La vació de un sorbo y rescató con la mano el resto de hielo que quedaba en el fondo para ponérselo a Elena sobre el dedo. Ella no soltó una sonora carcajada -Joaquín era un experto en hacerla reír- y le preguntó:

- ¿Esto qué es? ¿Mi anillo de compromiso?
- Si, pero sólo el provisional. Algún día te compraré el diamente que te mereces, le prometió Joaquín contagiado de su risa.

Elena estaba absorta en estos pensamientos cuando le interrumpió la voz ronca de Pelayo, su abogado. Había olvidado que estaba en su despacho, a punto de firmar los papeles del divorcio. Ella le había pedido un minuto para fumar un mentolado. No tenía sentido demorarlo más. Tomó el bolígrafo que estaba junto a los papeles y estampó su nombre sobre la línea de puntos. Varias veces, en varias copias. Nuevamente observó el movimiento del anillo. Cuando dejó el bolígrafo sobre la última copia, se creó un silenció que Pelayo interpretó como incomodo. Veía como se rompían matrimonios a diario pero nunca encontraba la frase adecuada.

- ¿Quieres una copa? Preguntó Pelayo dirigiéndose al mueble bar sin esperar su repuesta.

Elena observó como su abogado –y amigo desde hacía muchos años-, le servía un vaso corto de bourbon con dedos ágiles. Sin duda se le daban mejor los actos que las palabras.

Elena agitó el vaso que Pelayo había dejado frente a ella. Pasó los dedos sobre el filo y dejó que se resbalara el anillo dentro. No fue difícil, había adelgazado mucho en los últimos meses.

El anillo tocó el fondo. Ella también.

Metió la mano en el vaso, pero no para salvar el anillo como pensó Pelayo -que observaba la escena en silencio-, sino para coger un cubito de hielo. Cerró la mano y apretó el puño con fuerza.

Pelayo, le acompañó a la puerta. Los dos pusieron la mano sobre el picaporte al mismo tiempo.


- No quieres el ani…
- No, le cortó ella. Tiralo, ya no me hace falta

Pelayo mantuvo su mano junto a la suya unos momentos y, finalmente, la retiró para dejarle paso. Vio como ella se alejaba por el pasillo, dejando un hilo de agua helada a su paso.

Elena sentía el frío en su mano derecha, desnuda por primera vez en mucho tiempo. Reconoció esa sensación de vértigo de empezar algo nuevo.

Ice Jewellery es un proyecto de Katarina Ludwig. Me pareció genial la idea de crear joyas que no durasen para siempre, que tuvieran fecha de caducidad. Si a tí te inspira otro cuentecito me encantaría escucharlo.

miércoles, 13 de febrero de 2008

Frío, tengo frío

Hoy he vuelto a cruzarme con caras de frío de camino al trabajo. No es tanto el mal tiempo que hace como el gesto de sufrimiento que lucimos los que no estamos acostumbrados a las bajas temperaturas en cuanto desciende un poco el termómetro: la cabeza gacha, los ojos llorosos, la nariz roja y los labios apretados…

Y es que pasar frío con dignidad no es fácil. No basta con un buen abrigo y una bufanda de lana: influye mucho la actitud. Conseguir esa cara de aquí-no-pasa-nada-el-frio-es-mi-amigo, sólo se consigue con horas de ensayo frente al espejo (o de la nevera abierta) hasta conseguir el gesto de indiferencia y de suficiencia.
Pero, mientras conseguimos la actitud adecuada, también podemos ocultar el rostro helado bajo este gorro, The Beard cap. Es obra de Vík Prjónsdóttir un colectivo de diseñadores escandinavos y está inspirado en los gorros que usaban tradicionalmente los granjeros en Islandia para los tormentas de nieve (no me los imaginaba yo a los granjeros del norte con tanto estilo, la verdad).

lunes, 11 de febrero de 2008

shake it, shake it

Shake it, shake it like a polaroid picture cantaban Outkast en su hit de hace algunos años Hey ya!

Parece que el movimiento de agitar y soplar una fotografía polaroid tiene los días contados y es que la Compañía ha anunciado que en el 2009 dejará de fabricar los carretes. El motivo es el descenso de las ventas pero, que yo sepa, a la Iglesia van menos feligreses cada domingo y al Papa no le ha dado por echar el cierre. ¡Y lo de la fotos instantáneas si que se fue un milagro útil y no el de los panes y los peces!

Pero antes de llevarnos las manos a la cabeza y pensar qué vamos a hacer ahora los que tenemos y utilizamos cámaras (mucho más que las Iglesias) todavía nos queda una esperanza. Por lo visto, en los planes de Polaroid está el de vender la patente a otra Compañía y que ésta siga sus pasos.

Tras meditarlo, yo voto porque sea Apple la que se haga con la fórmula secreta para que saque un i-pol nano que tiene que ser una monada.

viernes, 8 de febrero de 2008

abrazos para todos


Todo el mundo nos abrazamos ante los problemas graves, cuando nos reencontramos tras mucho tiempo o cuando suenan las doce campanadas y cambiamos de año. Pero no hay que escatimar en abrazos. Estaría bien poder tener un abrazo ante los pequeños contratiempos diarios. Que tarda el autobús: abrazo, que se te hace una carrera en la media: abrazo. Que se atasca el papel de la impresora: abrazo. 

Y si ese abrazo es de alguien que nos quiere y al que queremos, mejor que mejor. Pero no siempre es posible, porque la única persona a la que tenemos cerca las 24 horas del día es a nosotros mismos. Tuvimos la iniciativa de los abrazos gratis que fue muy bonita mientras duró y se convirtió en algo comercial. Así que, una buena opción puede ser la de autoabrazarnos.

¿Y cómo nos autoabrazamos? Pues con prendas como estas, que que están unidas. Son dos en una, de forma que una puede abrazar a la otra. Las primeras son de Alicia Rissler, diseñadora sueca muy ligada a España (estudió en la Escuela Superior de Diseño de Barcelona). La descubrimos en 40 de Mayo (Diluvi, 3. Barcelona) y tiene cosas geniales, sobre todo para chico.


Pero para sentirte un poco Bimba (o Bimbo, como el pan porque también hay versión chico) también puedes abrazarte con la línea DA de Davidelfin que, además, ahora están al 50% en su tienda on line.


Pues eso, abrazos y más abrazos para todos y ¡buen fin de semana!

jueves, 7 de febrero de 2008

cool bags

¡Qué bien le hubiera venido a Grey -de Anatomía de idem- una de estas bolsitas en el capítulo de ayer! Y es que la pobre se paseó por todo el hospital bolsazo va, bolsazo viene con las cenizas de su difunta madre debajo del brazo. Y era una bolsa de lo más normalita, muy de andar por casa, nada que ver con éstas de Mobi

Son bolsitas de plástico herméticas que lo mismo te sirven para llevar los restos de un ser querido que el bocadillo para el recreo. Éxito garantizado, sólo hay que ver la cara de emoción del niño de la cresta.

Yo no me emocionaba tanto cuando abría la mochila del cole para encontrarme con las cuatro galletas María envueltas en papel de plata que me había puesto mi madre. Así tiene que saber todo mejor por fuerza.

Y utilidades, un montón: para la cocina, para llevar los líquidos en el equipaje de mano, para congelar...Vamos, las mismas que una bolsa transparente normal pero éstas son mucho más bonitas y ese, ya es un buen motivo para hacerte con ellas.



Y una versión de cool hunter de barrio son éstas de Ikea, que cuestan 2.99 euros. 

miércoles, 6 de febrero de 2008

Paraguas para dos

La prima de Pili hacía unas onomatopeyas terribles: para indicar que estaba pensando, se llevaba el dedo índice a la sien y dándole vueltas hacía este ruido con la boca: riqui riqui riqui; Para imitar el sonido de la lluvia golpeando los cristales, abría y cerraba las manos al tiempo que decía glo gló glo gló.

Pero no era lo único que la prima de Pili hacía mal: fumaba demasiado, comía entre horas, siempre perdía el autobús, escogía a los novios equivocados, los que menos le querían y, por supuesto, nunca, nunca llevaba paraguas cuando llovía.

Una tarde, volvía a casa del trabajo bajo una intensa lluvia, refugiándose en los soportales que iba encontrando a su paso y esquivando los charcos de la acera con grandes zancadas. La lluvía había empezado con unas gotas intermitentes hacía un par de horas pero, en ese momento, caía tan espesa que apenas distinguía los rostros de las personas con las que se cruzaba.
Entonces le vio a él.

Era un hombre de su misma edad aproximadamente. Estaba delante de una verja de hierro, muy quieto, mirando a ninguna parte. Se cobijaba de la lluvia con un paraguas inmenso. Cuando la prima de Pili se acercó, vio que el paraguas era para dos personas. Cogió el mango que quedaba libre y dejó que su mirada se perdiera hacia ningún lado.

- ¿Qué haces aquí?, le preguntó ella al cabo de unos minutos en silencio
- Estoy esperando a alguien
- ¿A quién?
- No lo sé. Escuché el glo gló de la lluvia y sentí la necesidad de salir y esperar.

La prima de Pili supo que era a ella a quien esperaba. También supo que, por primera vez en mucho tiempo, hacía lo correcto.

Y dejó de llover.

Unbrella Tandem es un proyecto de Marc Owens & Jasmine Raznaham que encontré en gerrilla innovation. Pensé que sería bonito escribir algo sobre esta imagen. Si a tí te inspira otra historia, me encantaría escucharla.

martes, 5 de febrero de 2008

pies desnudos


¿Alguien sabe cómo se llaman los dedos de los pies? Son los grandes desconocidos, de ellos no ha trascendido ni el nombre. Yo siempre les llamo el "gordo & cía" pero quiénes son en realidad...Quizás ha llegado el momento de darles más protagonismo, de dejarles que se expresen libremente, de qué conozcan mundo y el mundo les conozca a ellos.

Las sandalias Dopies han sido diseñadas para darle más libertad al pie. Son fruto de un proyecto de Mattew Harrison mientras estudiaba en el Royal College of Art de Londres. Le pidieron hacer algo simple y el se puso el reto extra de que, además, se pudiera llevar. Así es cómo empezó a trabajar en el zapato más simple del mundo. Las dopies, se presentan como "los zapatos desnudos para gente desnuda" y los hay en un montón de colores con o sin belcro en el empine.

Yo estoy deseando apuntarme a esto del destape del pie.







viernes, 1 de febrero de 2008

cheap babies


Me contó una amiga que, una mañana, su hijo -no puedo precisar la edad porque con los críos no me apaño pero es de los que no sobrepasa la cintura-. Bueno, pues el niño en cuestión se puso hecho un verraco, llorando y suplicándole que, por favor, no le vistiera de perdedor. El pobre niño se refería al conjunto que mi amiga había puesto sobre la cama para ponerle ese día, el típico pantaloncito corto -cortísimo-, calcetines hasta la rodilla, camisa y rebeca de lana. Vamos, lo que es un perdedor.

Me hizo mucha gracia la percepción que el niño tenía sobre si mismo y pensé, que por mucho que le pesara a mi amiga, era de lo más cierto. Para mí, los niños con esa ropa tienen una pinta de pringadetes que no pueden con ellas. Y si encima de esas pintas, tienen gafas o están algo gorditos ya pueden ir despidiéndose de tener vida social hasta que pueda imponerse y vestir cómo quieran.

La antítesis del traje de perdedor es la colección baby de cheap Monday. No sabía que tenían esta línea y me ha encantado. Un niño que vista así tiene que ser el amo de la guardería, el que celebra las mejores fiestas de cumpleaños, con el que todos quieren compartir la plastilina, al que los perdedores miran con envidia.












Y para las madres y padres también hay una ropa genial, pero eso será otro día, otro post. Buen fin de semana!