miércoles, 4 de marzo de 2009

Pequeña mitología Parisina

Ya os he hablado de los eurocumpleaños, esos viajes que Mister y yo hacemos cada mes de enero para celebrar mi cumpleaños en una ciudad europea diferente. Pues bien, en nuestro primer eurocumpleaños, el destino escogido fue Paris. Mister quiso llevarme entonces a uno de sus lugares favoritos, la Plaza Contrescarpe. Una placita pequeña y llena de vida que Mister había conocido gracias a la Vida exagerada de Martín Romaña del escritor peruano Alfredo Bryce Echenique.

Hace poco, también en uno de nuestros viajes, cayó en nuestras manos un artículo de la revista Room 4 en el que Bryce contaba un curioso viaje a Paris, ciudad en la que vivió durante más de 15 años, tiempo suficiente para conocer lo mejor y peor de la ciudad.

Bryce le propuso a su mujer Anita, experimentar la relatividad de las cosas muy a su manera. Para ello, acordaron empezar por el hotel más caro y lujoso de Paris para ir bajando en 12 días hasta el más barato y cochambroso en el que Bryce se había alojado durante el tiempo que vivió allí. "Y, a guisa de complemento, el asunto se combinaría, al revés, empezando por comer cada noche en un restaurante de muy distinto nivel, desde un muy modesto cuscus argelino en algún antro del Barrio Latino, y terminando, como no, nada menos que en Le Gran Vefour, cuyos comensales incluyen entre miles de otros al gran Victor Hugo, hace siglo y medio, y al inmenso Orson Welles, mas recientemente".

Así, Bryce y su esposa Anita pasaron 12 días durmiendo en sábanas de hilo y cenando en los locales más baratos de Paris y al contrario, comiendo en lujosos restaurantes con vistas al Sena donde, según Bryce pasó ante sus ojos "todo el oro de Francia" y volviendo a dormir en una modesta habitación de las afueras de Paris en hoteles que ni siquiera tenían nombre.

Mister me ha prometido que algún día haremos algo así en Barcelona, ciudad a la que queremos enormemente porque en ella viven grandes amigos y encima fue la ciudad que nos unió. Empezaremos por la pensión con literas del Raval en la que yo dormía con unos amigos la noche de nuestro primer beso. Seguiremos por el Chic&Basic o Casa Camper, lugares que sólo hemos admirado de lejos, adivinando la decoración de las habitaciones por lo poquito que dejan ver sus ventanas. Y terminaremos en algún hotel con más de un siglo de historia como el Casa Fuster en el Barrio de Gracia.

Para compensar iremos cenando en los lugares más lujosos para acabar comiendo un bocadillo de pie en una esquina o uno de esos bares en los que se te quedan los codos pegados a la barra y los vasos tiene carmín de otros labios.

¡Es una promesa Mister! No vale echarse atrás.

Un beso y buen miércoles

Sound Track: Fascination (Nat King Cole)

17 comentarios:

Josefina dijo...

Me encantaria conocer europa :( !

Saludos
Josefina

lily dijo...

me encantan tus historias.... gracias

Grenlon está inquieta dijo...

Qué buena idea!! Acemás Barcelona da mucho juego. La foto que puse corresponde a una de las playas del Desembarco de Normandía. Un besote

Esti dijo...

Espero que documentes todo ello cuando lo hagais... :)

Sue dijo...

Me parece una idea genial! Algún día tienes que contarnos como conociste a tu Míster. Barcelona me pareció muy romántica desde el primer momento que la pisé, ¿o será porque estaba enamorada?

Una Zamorana y un Sallentí dijo...

Me encanta la idea, así como la ciudad en la que habéis decidido realizar el experimento.

¿Puedo anotarmela para futuros viajes?

Dormir en "Casa Fuster" es como un sueño.

Conchi

Cris dijo...

Es una grandísima idea!!

Como siempre, tu forma de narrarlo es casi mejor que la propia historia ;)

Besos!

Vintage+Chic dijo...

Preciosa historia...

Blanca Oraa dijo...

La historia es preciosa pero solo en teoría, no me apetecería nada hacerla yo. Prefiero dormir todos los días en el camper y así poder ir a MACBA que es uno de los mejores museos del mundo.

Doublecloth dijo...

Esta entrada le va a encantar a Laura, una muy buena amiga mía y superfan tuya. París nos encanta a las dos y pensamos que no hay ciudad más bonita en el mundo, esto es pura admiración.

Besos y buen miercoles!!!

Caterina Pérez dijo...

...que bonita historia!

María dijo...

Me ha encantado esa historia y la verdad muy original!!

Un besote

Berreca dijo...

Qué grande! pues La casa Camper, es realmente impresionante, si os gustan los sitios de diseño os encantará ^^

Piccola Picara dijo...

Una historia muy bonita!!

el manager dijo...

Miss, aterrizando estamos de Barcelona. Me quedo con los bocadillos barceloneses. !!!ME ENCANTAN!!

elena dijo...

una historia preciosa, una experiencia aún más.

_beso

Gretelain dijo...

preciosa historia, y si te puedo ayudar algo en tu visita a Barcelona, ya sabes! ;)