jueves, 7 de mayo de 2009

Modestia aparte

Nos contó un profesor de literatura de COU (uno muy bueno, por cierto) que, durante su mili, cada noche varias personas hacían guardia en tres sitios del cuartel: la puerta de entrada, la de salida y un banco de madera que había en mitad de una plaza.

Después de muchas noches velando aquel banco, se le ocurrió preguntar el motivo para vigilarlo: no supieron darle una respuesta. Se puso a investigar y averiguó que, hacía tiempo lo habían pintado y, para asegurarse de que nadie se sentaba en él mientras la pintura estaba fresca, pusieron a una persona que lo vigilara. Habían pasado años y años y hasta entonces nadie se había parado a pensar por qué pasaban las noches vigilando un inofensivo banco de madera.

En mi vida me he acordado mucho de esta anécdota (que él contaba en primera persona aunque supongo que no era más que un recurso que utilizaba para que nos cuestionáramos las normas). A veces nos pasamos la vida vigilando bancos, haciendo cosas porque sí, por la única razón de que siempre se han hecho; sin preguntarnos si aquello está bien, mal o si simplemente, tiene algún sentido.

Ayer me vino a la cabeza otra vez esta historia cuando leí esta noticia que me pasó Mister (y a él creo que Honorio, su compañero de trabajo) y pareció un buen ejemplo de cosas que aceptamos porque sí, sin preguntarnos nada.

Es la historia del Pasaje Modesto Martinez en el madrileño barrio de Tribunal. Modesto Martinez no es un héroe de guerra ni un artista muerto sino un tipo cuyo único mérito conocido es ganarse la vida como diseñador gráfico (lo cual que ya es algo bastante heróico) y ser clavaico a Hugo de Lost.

El caso es que Modesto, antes de mudarse a Vigo en el 99, organizó una fiesta con todos sus colegas. Como gesto de despedida, encargó una placa similar a las que pone el Ayuntamiento en las calles y, la noche de la fiesta, se dirigieron todos a un callejón (realmente era un solar que, al abrirse al público, se convirtió en una calle sin nombre) y allí, con una escalera, un poco de silicona y alguna caña de más, bautizaron el pasaje.

Hoy, 10 años más tarde, la placa sigue allí. Diariamente pasan por delante suya cientos de transeuntes y, de vez en cuando, también algún político (la placa está en la fachada del colegio electoral donde vota Gallardón). Al tiempo, la calle de Modesto empezó a aparecer en panfletos que editaba la asociación de vecinos del barrio, luego en periódicos que hablaban sobre la remodelación de la zona y hoy lo hace también en día en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid.


Lo mejor de la historia fue cuando se dirigió a la dirección de Urbanismo del Ayuntamiento para preguntarles quién era el tal Modesto Martinez que tenía una calle en su barrio. Le respondieron con una carta tipo que decía: “desde el Ayuntamiento de Madrid se trabaja para que los ciudadanos pudieran vivir en paz "

Y eso hace él, vivir en paz con una calle y una buena historia que contar. ¿Es mucho o no es mucho?

Un beso y buen jueves.

Vía: a desgana

Por cierto, hoy después de muchos días hemos actualizado La madre de los Beatles para presentaros a nuestra nueva becaria.

20 comentarios:

inés dijo...

Que buenooo. Lo mejor es que he entrado en A desgana y en la página de Modesto, y entre ellos hay comentarios del tipo: 'Se nos ha ido de las manos, ahora me quieren entrevistar en Antena3 y Telaínco...' ja ja ja ja ja

sietedelonce dijo...

jajaja!!!!!es buenísimo!!!!!qué bien empezar el día riendo !!!!

Sue dijo...

¡Es una historia increíble!

Natalia dijo...

Es mas que mucho. Que bueno!!

Blanca Oraa dijo...

cómo se cuenta la historia! es increible.

Mujer imperfecta dijo...

Puro surrealismo hispano

Gretelain dijo...

Que genial! El tío es la bomba! Ole, ole y ole!

Pantxa dijo...

Yo creo que sólo por esta proeza del absurdo este hombre se ha ganado no sólo el callejón, ¡sino una plaza con fuente y todo!

chati dijo...

Que buena historia, para contar a los hijos, nietos, biznietos... que lujazo tener una calle con tu nombre ejeje. un beso

Ah! dijo...

Qué bueno!....es mucho, pero mucho, mucho..y la respuesta del ayuntamiento, vamos, que así les luce el pelo o_0

(sí que se parece a Hurley, sí, jajajajajaja)

Modesto dijo...

Muchas gracias es un texto precioso. Estoy teniendo mucha aceptación, me alegra pensar que puedo sacaros una sonrisa, es lo mejor que me ha podido pasar en mucho tiempo.

gracias, Modes (Para los amigos)

La Ballena Elena dijo...

ES MUCHO,
y es más que te haya comentado Modes
Estoy con Itxaso, a Modes en su barrio una plaza con fuente o un polideportivo

elena dijo...

una historia muy original, oye! me encanta cómo la has contado.

estaré por aquí cerca vigilando, vale?
un besazo

Disney on my mind dijo...

jajajaja, buenísimo!!!

Disney on my mind dijo...

jajajaja, buenísimo!!!

BoraBora dijo...

ains Rosenthal! cuantos dias sin dejar comentario! paso por aqui todas las mañanas eh! que conste en acta!
Que genial la boda, me muero de ganas de ir a un bodorrio, pero encima este que buena pinta, que sitio mas bonito, que envidia cochina, como te lo has tenido que pasar!
y esto de la calle, el no-va-more vaya!
hay que hacerle una calle a la madre de los beatles ya mismo! vete buscando sitio que en septiembre estoy en málaga con las cañas y la silicona preparada!

Esti dijo...

Menos mal que la vida nos deja momentos como éste...

Mayte de la Iglesia dijo...

JJAJJAJJJJAAJ...Tremendo!! Es buenisima la historia!!
Ademas cierta y debatida, he googleado el tema y salen muchisimas paginas hablando de ello.

Este tipo es un crack!!

memuerdolasunas dijo...

que grande Modesto!!!!! y muy buena también la historia del profesor, yo me sabía una con la misma moraleja pero sobre unos monos... la voy a buscar!

sue dijo...

徵信社,尋人,偵探,偵探社,徵才,私家偵探,徵信,徵信社,徵信公司,抓猴,出軌,背叛,婚姻,劈腿,感情,第三者,婚外情,一夜情,小老婆,外遇,商標,市場調查,公平交易法,抓姦,債務,債務協商,應收帳款,詐欺,離婚,監護權,法律諮詢,法律常識,離婚諮詢,錄音,找人,追蹤器,GPS,徵信,徵信公司,尋人,抓姦,外遇,徵信,徵信社,徵信公司,尋人,抓姦,外遇,徵信,徵信社,徵信公司,尋人,抓姦,外遇,徵信,徵信社,徵信公司,尋人,抓姦,外遇,徵信社,徵信,徵信社,尋人,偵探,偵探社,徵才,私家偵探,徵信,徵信社,徵信公司,抓猴,出軌,背叛,婚姻,劈腿,感情,第三者,婚外情,一夜情,小老婆,外遇,商標,市場調查,公平交易法,抓姦,債務