lunes, 20 de julio de 2009

Alpandeire

A mi de pequeña me daba mucha envidia la gente que tenía pueblo. Me parecía un chollo eso de tener un sitio donde pasar el verano, ir a las fiestas y estar hasta tarde en la calle porque, por algún motivo, la hora de vuelta en los pueblos es inversamente proporcional al tamaño de éstos: cuanto más pequeño, más tarde te dejan llegar a casa por la noche. Yo también tenía pueblo, el de papá Rosenthal en Lugo, pero nos pillaba tan lejos que nunca lo sentí como mio.

Ahora, de mayor, mis padres han adoptado el pueblo de sus mejores amigos, se han construido una casita y son ellos los que pasan los días y las noches sin hora de vuelta. Está en la serrranía de Ronda y su nombre es tan díficil de recordar como de olvidar: Alpandeire.

Este fin de semana Mister y yo hemos ido a ver los avances de la casa (la última vez que fuimos fue para ayudar a pintar este invierno). Esta vez no ha habido brochas ni pintura sino mucho descanso. Le hemos hecho el rodaje a los colchones y hemos dormido más horas que en toda nuestra vida. Nos hemos pasado el fin de semana con la tensión baja, sólo despertános para comer y cambiar de postura.

Entre sueño y sueño, hemos disfrutado de las vistas desde la terraza de mis padres:


De los rincones de su calle (Calle La Moral). Me imagino que se llama así por la moral que hay que tener para subir esa cuesta empinada.


De la puerta de su casa, que siempre está abierta.

Del tiempo que se resiste a pasar.
De los paseos hasta Fray Leopoldo, el Santo local al que todas las mujeres se acercan a ponerle velas y pedir por sus familias.




De los calabacines del tamaño de un perro (o de los perros del tamaño de un calabacín, según se mire)
Acabamos de volver y ya estamos deseando ir de nuevo.

Un beso y buen principio de semana.

21 comentarios:

Xanela Chic dijo...

Precioso lugar...
bss...

chati dijo...

Ayyy que envidia, eso mismo hicieron mis padres tambien en un pueblo perdido de la Axarquia llamado Sedella y las cuestas tambien de las empinadas buenas jajaja, pero la tuvimos que vender, que echo de menos las fiestas en la plaza, ains, disfrutad guapisimos, un besote

Is@Hz dijo...

En mi caso, es ahora cuando he deseado muchas veces que mis padres tuvieran un pueblo dónde veranear; o mejor dicho, que mis hijos pudieran disfrutar de una vacaciones en el pueblo de los abuelos. En las grandes ciudades no hay manera de cortar el cordón umbilical...
Como siempre, tu post invita a despegar los pensamientos.

Maldita Dinamita dijo...

¡qué gozada! donde esté un buen pueblo con sus cuestas y sus perros-calabacín que se quiten las playas masificadas y los agobios a pie de ola!!

Blanca Oraa dijo...

A veces a mi también me gustaría tener pueblo.

sixcerezas dijo...

yo tengo q adoptar un pueblo tb...
:)

Sue dijo...

Que pueblo tan bonito :) Yo tengo muchos pueblos, sitios a los que nunca me canso de volver, aunque por ahora no tengo casa en ninguno de ellos. Me encantan las casas de pueblo, tienen algo especial.

Esti dijo...

qué bonito sitio... tus padres deben tener unas piernas como rocas, tanta cuesta...
a mí me gustaría tener pueblo de verano y de invierno...

elena dijo...

todo el mundo tiene pueblo!, cómo no ibas a tenerlo tú?
yo me lo he pasado en grande en los míos (tengo 2)
(parece que no me he ido, verdad? :)

Marieta dijo...

Genial el pueblo!
Toda Málaga es preciosa,llevo toda mi vida yendo a la Axarquia, concretamente a Alcaucín y olé que bonito!
Ahora estoy en la costa, Mezquitilla y no lo cambio por nada!

Geniales las fotos!
besotes

grossomodo dijo...

que chulada! yo también quiero pueblooooooooooooooooo

MONICA dijo...

Ohhh, precioSAS vistas y paseo por tus fotos., pues nada que se repita. Besitos y buena semana

la baigo dijo...

Que fotos tan bonitas !!!!

yo tampoco tengo pueblo "oficial"; de pequeña fuimos varias veces al pueblo de mi padre en navarra xo no tanto como llamarle "el pueblo" !!

xo lo que si tengo es lugar fijo de veraneo: en la Costa Daurada, al lado de Vilanova i La Geltru; como siempre a orillas del Mediterraneo !!!

sixcerezas dijo...

es una guardería...también pinté un pulpo, una medusa, un pez, un cangrejo, una estrella, y muchos tulipanes y pollitos...
Los niños cuando llegaron el lunes siguiente se quedaron alucinados.
:)

Gasteizshopper dijo...

Un sitio precioso!!

Un besote

Chus dijo...

Yo también quiero un puebloooooooo, porfa. O que lo adopten mis padres o mi suegra, bueno mi suegra mejor que no.
Me encanta tu forma de comunicar,te leeré más amenudo a ver si se me pega algo.
Un besito fuerte
Chus

toxogirl dijo...

Que sitio tan bonito!!!!y que maravilla de calabacín!!!!jajaja!!
Un besazo miss!!
Por suerte yo si que tengo un pueblo donde desconectar, antes a no nos gustaba ir, pero ahora nos encanta y ya le hemos cogido el gustillo a que todos nos miren como si fuesemos guiris, cuando nosotros tb somos del pueblo!!

misako mimoko dijo...

Hola Rosenthal!
yo era una de esas niñas que iba al pueblo en verano. Los mejores veranos del mundo, me ha encantado recordarlos y saber que lo estás disfrutando tú ahora.
espero que disfrutes muchos veranos de éstos!!
cómo me he reído con lo de yes, we camp! y me ha encantado el full equip de acampada, tu casita de pájaros (quiero verla pintada) y el juego de las sombras!!
como siempre un placer pasar por aquí.
que tengas un feliz verano, un beso!

Anita detrapo dijo...

Como no! el pueblo!!
yo tube tambien un pueblo de adopción, ya que mis padres son andaluces y su tierra aunque preciosa nos caia bastante lejos!
El Tormo es mi pueblo adoptivo de veraneo, a el le debo muchos recuerdos de mi infancia! ay! como pasa el tiempo!!

supercursi dijo...

¡Hola! Paso por aquí de vez en cuando, pero creo que nunca he dicho mu ;)

Justo ayer estuve en Alpandeire y pasé por la C/ Moral, ¡qué cosa! Me encanta visitar pueblos pequeñitos y pensar que algún día tendré una casita en uno de ellos :)

javi dijo...

me encanta este pueblo, desde pequeñito voy alli, porque unos amigos de mis padres son de este, le tengo mucho carino, es como si fuera mio. Es muy bonito y os invito a que lo visiteis, tambien hay un hotel llamado la casa gande de alpandeire (buscadlo en internet), asi que no hay problema ahora, estan poniendo un monumento de frayleopoldo, en la conocida como ``la plaza´´ en la calle -av. de andalucia- donde estará para verlo y tambien poder tocarlo. Os invito, y si vais no os arrepentireis