lunes, 6 de julio de 2009

Las vigilantes rusas

Hace unos días que los termómetros registran temperaturas extremas en Málaga por culpa del terral. Es un tipo de viento caliente procedente de Africa que sufrimos un par de veces al año. Tiene efectos secundarios como que el agua del mar está helada, el pelo se queda muy liso y provoca fuertes dolores de cabeza. Desde hace tres días todo el mundo habla del terral que, según mi vecina, dura días impares: uno, tres, cinco, siete... Espero que ya haya llegado a su fin.

En estos días, no me imagino un sitio mejor para estar que un museo con aire acondicionado a tope como las mujeres rusas fotografiadas por Andy Freeberg. También ellas parecen estar resguardándose de algún viento (en su caso seguramente frío), de la soledad o de ellas mismas.

Al parecer es muy normal que los museos rusos esten vigilados por señoras de cierta edad que se sientan entre obras de arte con las manos cuidadosamente posadas sobre sus faldas. Pasan a formar parte de la obra dándole un sentido diferente, más humano, más completo.

Lo curioso es que, según Freeberg, la mayoría aprecian mucho el arte y algunas vuelven al museo en sus días libres a sentarse junto a sus cuadros favoritos a los que sienten ya como parte de su familia.







Creo que hay tanto arte en estas señoras como en las obras a las que acompañan.
Un beso y buen lunes.
PD. Gracias Carlose por el enlace, espero que para cuando vengas a visitarnos se haya acabado el terral.

15 comentarios:

Honorio dijo...

Aquí hay otra galería similar, concretamente de un tal Oskar Alegria: http://www.oskaralegria.com/galeriaothers.php?COD_OTHER=7
Saludos!

Alabinbonban dijo...

Cada día me gusta más tu blog. Estoy por secuestrarte y obligarte a escribir en alabinbonban, a lo Misery... Pero si me pillas de buenas igual no te rompo las piernas. Perdona la agresividad pero hoy me incorporo al curro después de una semana en el paraiso, y estoy que muerdo...

Por aquí también sufrimos a menudo ese terral del que hablas, aunque aquí le llamamos calima ¿no suena precioso? y sí, vale, reseca la nariz y la garganta, puede provocar broncoespasmos, afecta mucho a los asmáticos... pero te deja el pelo monísimo!!

Buen lunes y, como siempre, gracias por tu blog.

La Condesa dijo...

Qué lindas por favor, son igualitas que las abuelinas de mi pueblo. Voto por sustituir a los antipáticos funcionarios del Prado por estas señoras tan elegantes

La Ballena Elena dijo...

Que bonitas fotos Rosenthal
Me gusta la postura que tiene todas ellas sentadas

el manager dijo...

A mi me pasa que cuando veo una de esas sillitas vacias en algun museo oigo una voz interna que me dice !!Sientae!!.. !!Sientate!!, al guna vez me he dejado llevar y me he sentado de verdad.

Is@Hz dijo...

Ciertamente, después de tu entrada, se diluye la visión de las obras de arte. Yo voto por sustituir los cuadros por más vigilantes rusas!

Carolina Santos dijo...

El frio que deben pasar estas pobres señoras y ahora míralas, custodiando obras de arte, que orgullosas se deben sentir!
Y que preciosas fotografías!

Aquí se llama viento de poniente, y lleva atacando desde San Juan.

Un beso.

elena dijo...

forman parte del decorado.
feliz día
(por aquí ni viento ni nada, sólo un calor sofocante)

Caterina Pérez dijo...

Pero que belleza! Que delicia de señoras... si hasta parece que eligen la ropa que se van a poner para acompañar a su cuadro...

Ah! dijo...

Qué pasada,van totalmente conjuntadas con las obras.
Lo de que ese terral te deje el pelo liso, me ha parecido de lo más curioso oye o_0
Que sople el equipo málaga !!!a ver si llega un poquito aquí que esta humedad me deja el pelo fatal :P
Un besazo.

Desideria Madrid dijo...

Un post genial!

Blanca Oraa dijo...

Interesantísima información. Muchas gracias.
Además, estoy de acuerdo contigo.

las sandalias de ana dijo...

qué fascinantes esas señoras, seguro que detrás hay bellas historias!!! ;)

MiKiMoNo dijo...

Dan una solemnidad al museo que ni las propias obras de arte.
Esto me llamó la atencion en un par de museos de chicago, en los que los cuidadores eran bastante poco cuidadosos y te gritaban de un extremo a otro de la sala sin ningún tipo de reparo. Para mí un museo es como una biblioteca...hay que hablar bajito!

Kevin dijo...

牙醫,植牙,矯正,紋身,刺青,創業,批發,皮膚科,痘痘,中醫,飛梭雷射,毛孔粗大,醫學美容,seo,關鍵字行銷,關鍵字自然排序,網路行銷,關鍵字自然排序,關鍵字行銷seo,關鍵字廣告,部落格行銷,網路行銷,seo,關鍵字行銷,關鍵字廣告,關鍵字,自然排序,部落格行銷,網路行銷,網路爆紅,牛舌餅婚紗台中婚紗,腳臭,腳臭,腳臭,腳臭,腳臭,腳臭,腳臭,中古車,二手車,中古車,二手車,高雄婚紗,搬家,搬家公司,服飾批發,團體服,街舞,融資,借貸,借錢,小產,雞精