martes, 15 de septiembre de 2009

Tócame, soy tuya

Lo normal es encontrarnos un cartel de "no tocar" y de "prohibido" así que, cuando alguien nos invita a lo contrario, nos parece extraño.
d
"Play me, I'm yours" es un proyecto de Luke Jerram que ya ha estado en varias ciudades del mundo (Londres, Sao Paulo, Sidney...). Consiste en dejar pianos en distintos puntos de una ciudad (en una estación de tren, un parque, en la puerta de un pub...) para que la gente los toque.

Estaría bien que los pianos formaran parte del mobiliario urbano de las ciudades, como las papeleras o los bancos...





He visto otro proyecto suyo que también me ha encantado. Se llama Sky Orchestra y consistió en subir a distintos miembros de una orquesta en globos. En uno iba el trombón, en otro el del violín... y juntos, mientras sobrevolaban una ciudad, dieron un concierto.

¡Cómo me gustaría mirar al cielo y encontrarme con algo así!

¡Un beso y buen miércoles!

10 comentarios:

elena dijo...

un concierto aéreo, qué delicia!.
me han encantado tus viajes miss.
ayss... ya estoy de vuelta.
un abrazo

La Ballena Elena dijo...

Que bonito
Estoy contigo, debería haber pianos, para que el que quisierale pusiera música a la calle.

Sue dijo...

Que idea tan chula. El concierto en globo me parece espectacular.

Sue dijo...

Lo gracioso, Miss, es que todo es efímero: la felicidad, el amor, la vida. Si lo tuviéramos siempre presente disfrutaríamos más de las cosas :)

Me encantaría que echaras un vistazo a mi web y me dijeras que te parece: www.sumor.es

Con encanto dijo...

¡Qué original y divertido! Se nota en las caras. Por cierto, que preciosidad de viaje hiciste. Ya tome nota.

la rechula dijo...

Qué chulada! me apena mucho no saber tocar ningún instrumento...

Encarna dijo...

Estaria bien que formaran parte del mobiliario urbano si, ademas entre otras cosas le quitaria parte de la 'soledad' que tiene al tocar un instrumento tan individual.

horra!horra! dijo...

qué buenos planes, a ver si llegan a verse por aquí...

ariadna dijo...

ooooooooh, ¡yo quiero vivir en una ciudad con pianos callejeros! De pequeña, mientras me quedaba los sábados en casa preparando los exámenes de piano sólo soñaba en poder salir a pasear con él y tocar al aire libre :)

yolanda dijo...

que cosas tan originales encuentras y que bien cuentas las historias, lo de las vacaciones es genial.