domingo, 18 de octubre de 2009

Casa de muñecas (2)

Hace tiempo escribí un cuentecito sobre una casa caprichosa: se dedicaba a mover a los vecinos a su antojo. La rubia del primero pasaba a vivir con el coronel retirado del tercero; el bebé del cuarto se mudaba con la enfermera del segundo y el piloto del tercero...Cada cierto tiempo, la casa cambiaba de opinión y los volvia a cambiar a todos de piso. Sorprendentemente ninguno de los habitantes se quejaba, se limitaba a aceptar el destino que la casa escogía para ellos. Con el tiempo la casa empieza a espaciar estos cambios y sus habitantes se preguntan apenados si la casa se ha cansado de jugar con ellos. Pero siguen sin decir nada, porque ellos son muñecos y, su casa, una casa de muñecas.

Ayer me acordé de ese cuento que vete tú a saber dónde ha ido a parar. Y es que las casas de muñecas tienen ese componente mágico que lo mismo inspiran cuentos que pesadillas...¿Por qué todas las casas de muñecas tienen esos muebles de madera diminutos sobre los que descansan juegos de té y candelabros liliputienses? Jamás dormiría a solas con una de esas casas en mi cuarto.

Ésta
es la primera casa de muñecas que no da miedo. De hecho, es una monada. Está compuesto por 13 piezas que admiten más de 1300 combinaciones diferentes...







Se me ocurre lo mismo que a los sesentones cuando ven a una rubia de veintipocos...Si tuviera unos años menos...

Vía: cribcandy

PD. el cuento es demasiado largo para ponerlo en un post pero si alguien lo quiere leer que me mande un email y se lo envío encantada (en cuanto lo encuentre).

14 comentarios:

BLANCA ORAA MOYUA dijo...

Me pasa lo mismo que a ti, me encantaría jugar con esa maravilla de casita y tu cuento tiene muy buena pinta.

el manager dijo...

chulo chulo!!!

Una Zamorana y un Sallentí dijo...

A mi las casas de muñecas completas no me gustan, pero si las habitaciones por separado.

Mi cocina de juguete esta como nueva y a mi sobrina le encanta. Y yo cuando voy a verla me paso largos ratos jugando (es por jugar con ella, ya sabes, no se vaya a aburrir.

Yo quiero el cuento. (Ya sabes mi mail ;.)

Besos

Conchi

las sandalias de ana dijo...

pero qué casas más fashion!! y parecen tan cómodas! ;)

La Muka dijo...

Creo que me identifico, mira tú, yo creo que la solución es ponerse a tener hijos y hacer ver que juegas con ellos pero en realidad juegas tú, ja!

MONICA dijo...

¡¡Qué original!!, me encantan los colores y se puede llevar a cualquier sitio. besitos y gracias por compartir tantas cosas bonitas.

elena dijo...

qué casitas tan bonitas!, me encanta el colorido.
un besazo
(me encantaría leer ese cuento perdido :)

Hapi dijo...

hello... hapi blogging... have a nice day! just visiting here....

María dijo...

q chulas!

Lyn dijo...

Adoro tus entradas, siempre nos sorprendes con algo nuevo. Yo era de esas niñas que le encantaba una casa de muñecas, pero como soy necia no me gustaba de eas que ya estan listas, yo las hacia cuando jugaba y pasaba horas en ello, recuerdo q cuando ya la tenia lista era casi de noche y mamá ya me decia q empezara a recoger porque tenia q despertarme al otro día para el cole. Sin duda esta casa q nos muestras es de lo más practico q he visto y super cool -diria mi hnita-
Ah por cierto, me encantaria tener una copia del cuento: eilyn.diaz@gmail.com Gracias!

doubleclothblog dijo...

Hacia tiempo que no veía una cosa tan bonita, me ha encantando... Un beso

Eneida dijo...

Me encanta tu blog y me encantaría que me enviaras ese cuento (si lo encuentras...)
Un beso
Elsa

Eisha dijo...

Los anillos me han parecido de una sutileza sublime. No se si serán cómodos de llevar, pero bajo una perspectiva visual son exultantes, bellos dentro de una sencillez que se convierte en obra de arte. Eisha.

Esti dijo...

no consigo que mis hijas jueguen con nada de lo que me gustaría a mí. deberían dirigir estas cosas al público adulto (y nostálgico)