martes, 31 de marzo de 2009

Al fin tía

Es curioso la de títulos que hay en la blogosfera. Las hay Misses (como yo), Ladies, Señoritas, Señoras, Princesas de Mermelada y princesas de Nocilla... Algunos títulos nos lo ponemos nosotros, otros nos los ponen y, de alguna forma, todos nos definen, nos hacen diferentes.

Yo ayer adquirí un título más. Me levanté hija, hermana, novia, madre (de los Beatles), amiga y me acosté también siendo tía. Un poco antes de las dos de la mañana llegó la niña que tanto hemos esperado (una semana antes de los previsto) y nos cambió a todos la vida. Y los títulos. Mi hermano se convirtió en padre; mi padre en abuelo; mi abuela en bisabuela y Mister y yo en tíos.

Cada uno tendremos un papel diferente en su existencia. Algunos la educarán otros la malcriarán y otros le comprarán ropa (la foto de la cabecera es todo lo que le he comprado esta mañana mientras escribía estas letras en Venté-Priveé) y todos, absolutamante todos, la querremos porque es un trocito de nosotros.

No os podéis imaginar como me emocioné al verla tan sonrosada, tan bonita, tan bebé. Me emocioné al ver a mi hermano tan papá, tan orgulloso. Y a mi madre tan abuela, tan nerviosa. Y a mí tan feliz, tan tía. Me encanta mi nuevo título y espero saber llevarlo.

Un beso y buen martes, el mejor de todos

lunes, 30 de marzo de 2009

durmiendo, me paso el día durmiendo...


Daría lo que fuera por protagonizar junto a Mister una serie de fotos como ésta. Es del fotógrafo David Ichioka y se llama, como no puede ser de otra manera, "Sleep pictures". Cada 20-30 minutos, la cámara fija de David dispara una foto sobre personas durmiendo. De esta forma capta las distintas posturas que adoptamos durante el sueño.
df
Es curioso ver los hábitos nocturnos de la gente y es que los hay que se acuestan dos y se despiertan tres...

O los que comparten cama con un perro del tamaño de un humano.
No me extraña que algunas veces nos levantemos cansados (al menos a mí me pasa) porque con tanto ir y venir es más que comprensible.
vf
Un beso y buena semana (Por cierto, se me ha vuelto a olvidar la primavera, si alguien la ve por ahí que avise).

Vía: ávidos

viernes, 27 de marzo de 2009

La felicidad era esto

A mí la primavera se me olvida cada año. Siempre me pasa lo mismo: durante los meses grises y tristes no pienso en que los días se harán más largos y no tendré que ir con mil capas de abrigo ni me goteará la nariz. Y entonces pasa, llegan esos días y me sorprendo a mí misma pensando: ya me acuerdo, la felicidad era esto.

Ayer me acordé al fin de la primavera y me vestí con todos los colores que encontré en mi armario. Estrené las medias rosas que llevaba guardando todo el invierno y me puse mis zapatos verdes que parecen hechos de cesped.

Al medio día me escapé un rato a la playa y allí, con mi libro, mi música y el olor a crema, entendí de nuevo que la felicidad era esto. Me encanta saber que, cuando vuelva a olvidarme el año que viene, llegará un día como ayer y la primavera volverá a sorprenderme de nuevo.

¡Besos y que paseis un buen fin de semana!

jueves, 26 de marzo de 2009

Al vino, vino

Estas bolsas que parecen de transfusión de sangre son en realidad platypreserve un invento utlísimo. Seguro que alguna vez te ha pasado: abres una botella de vino, tomas un par de copas y tiras la botella casi entera porque se estropea. Por mucho que le pongas el tapón, por mucho que lo guardes en la nevera, en cuanto al vino se mezcla con el oxígeno pierde sus propiedades.

Esta bolsa no sólo minimiza la entrada de oxígeno sino que lo elimina del todo. Así que la próxima vez que descorches una botella no tienes que preocuparte, bebes únicamente lo que te apetezca y, lo que sobre, lo guardas en estas bolsitas el tiempo que quieras.

Se acabó lo de amenazar a los amigos: abro otra botella pero os la bebéis, que luego se me queda empezada.
Un beso y buen jueves.

martes, 24 de marzo de 2009

Vivan los novios

No me gustan nada las invitaciones de boda con fotografías porque alguna he visto (y recibido) para chillar: los novios en blanco y negro con una postura imposible, mirándose con cara de lelos y las manos entrelazadas mientras que, de pie de foto, ponen el número de cuenta.

Pero ésta me ha parecido toda una declaración de intenciones. Los contrayentes eran Dom, director de la agencia Mash y Helena. Querían invitar a la gente no sólo a que les acompañaran el día de su boda, sino toda la vida, viéndolos envejecer juntos.

Para ello, utilizaron una foto actual de ellos...

Y la fueron envejeciendo...

Una arrugita por aquí, una canita por allá...

Un poco de descolgamiento fácial, algo de alopecia...

Y este es el resultado: una invitación valiente y divertida.

Además, les sirve a los invitados para ponerlos delante de la tele y suspirar de vez en cuándo: ¡Cómo se estropean los cuerpos!


Seguro que no fue lo único original de esa boda.
Un beso y buen martes.

lunes, 23 de marzo de 2009

El día que nací yo

El día que nací yo es una peli de Isabel Pantoja pero tranquilos que no va por ahí la cosa. El día que nací yo, eran noticia las "17.000 personas de todas las condiciones sociales y edades" que visitaban cada domingo la tumba de Franco en el Valle de los Caidos y las obras del estadio olímpico de Montreal donde ese verano se celebrarían las olimpiadas.

El día que nací yo un frigorífico costaba 6.900 ptas, una cocina "lujo" con horno grill y portabombonas 5.995 ptas y un "lavaplatos" de primera marca, 19.419 ptas.

El día que nací yo se hablaba del "considerable dilema" de Paul Sparge, un ingles de 27 años aficionado al motociclismo que dudaba entre dedicar el medio millón de pesetas que tenía ahorrado a comprarse una moto de 750 cc. o utilizar el dinero a casarse con su prometida Bárbara y pagar la primera letra para un piso.

Escogió a la chica que se mostró "muy agradecida y halagada por el duro sacrificio" y eso le valió para salir en los periódicos con foto y todo.


El día que nací yo en la Discoteca Papillón actuaban, a las doce de la noche, Manolo Peña y Marga Nervo en "¿Qué pasa en la alcoba?" "un desmadre con droga y mariquita incluido".

En el desaparecido cine Zayla echaban "la película más cómica del siglo": el blanco, el amarillo y el negro, una comedia italiana con un bizarro argumento: unos supuestos indios roban un pony mandado por el embajador de Japón por el que piden un rescate de un millón de dólares antes de cuatro días, sino lo reciben, el pony morirá.

Anunciaban el estreno de "la naranja mecánica" como un "memorable aconticimiento". En el cine Echegaray echaban "Primera plana" de Billy Wilder (escrito como Billy Walder); en el Palacio del Cine ponían, por cuarta semana, el "descomunal éxito" Tiburón, en Cayri "la película más discutida de nuestra época: Jesuscristo Superstar" en technicolor y en Royal Paris "una nueva gran película de Manolo Escobar: Eva, ¿qué hace un hombre en tu cama?" con Mari Francis.

En Televisión Española los niños aprendieron ese día en "¡Abrete, Sesamo!" el concepto de relación grande-pequeño, arriba-abajo, la letra H y el número 11. A las 19.30 Estudiantes-Londres se la jugaban en un partido de recopa y, en la serie "Los Ríos" esa noche tocó hablar de El Pisuerga.
Todo esto lo se porque una vez, Mister y yo hablamos de lo genial que sería viajar en el tiempo, y volver al día en que nacimos para ver que echaban en la tele. Meses después, para mi cumpleaños (el primero que pasamos juntos), Mister fue hasta el periódico de Málaga: El Sur y fotocopió página por página el ejemplar del día en que nací (el 7 de enero del 76).

Hace poco lo encontré ordendando la estantería y me di cuenta de que nunca se lo había agradecido lo suficiente. Ahora pienso que el día que realmente nací yo, fue cuando le encontré a él.

¡Un beso y buena semana!

Sound Track: Nadia (Francisco Nixon)

viernes, 20 de marzo de 2009

Pereza

Sigo con el mismo tema de ayer, la vagueza. Erin Hanson es fotógrafo y, según reconoce en su web, un perezoso en proceso de rehabilitación.

Según Erin, el primer paso para curarse de esa vagueza congénita es reconocer que tiene un problema. Y él lo tiene.

Como parte de la terapia, ha decidido dejarse notas por toda la casa y fotografiar aquellas cosas que le cuesta recordar o le da pereza hacer. Ya sea levantarse de la cama o llamar a los colegas de vez en cuando...

Mirar la caducidad de los alimentos...
Comer más fibra...
Sentir la música...
Ser puntual...
Leer un libro...
Separar los colores en la colada...
Lavar los platos...
Y algo que seguro que no nos va a dar pereza a ninguno este fin de semana soleado: salir de casa.
Sus fotos son tan cotidianas y sinceras como sus pequeñas metas (por cierto, hablando de metas y promesas por cumplir, ayer vi en club azul algo que me encantó: es una página que te ayuda a cumplir tus promesas. Escribes aquello que quieres cumplir, la fecha límite para hacerlo y, en caso de no conseguirlo, cuanto dinero quieres donar a una ONG que escoges tú mismo. Así, si no consigues adelgazar o ir al gimnasio, por lo menos estarás ayudando a asfaltar una calle o dándole un hogar a un cachorro abandonado).

Un beso y buen fin de semana.

Sound Track: Todo (pereza)

jueves, 19 de marzo de 2009

Pantalones para vagos

Hoy que media España está de vacaciones y a la otra media nos gustaría estarlo, creo que estos pantalones nos vienen que ni pintados. Son especiales para esos días en los que no te apetece hacer nada, como mucho apoltronarte en el sofá mientras comes las sobras de la nevera y cambias de canal compulsivamente.

Los "Lazy Sunday Pants" tienen incorporados un mantel pensado para que apoyes directamente el plato y los cubiertos y puedas comer mientras ves la tele.


Y como no, un indispensable bolsillo lateral para guardar los mandos de la tele, el dvd, el aire acondicionado... A mí me da que hasta cabe una botella de agua para ahorrarte los continuos paseos a la cocina.

Si ya incorporaran un sistema para no levantarte al baño sería un exitazo de ventas seguro. Los vende mite mite, una marca de objetos innecesarios "diseñados para hacer la vida más divertida". Yo diría que eso es tan necesario como tener un día de vacaciones de vez en cuando.

Un beso y buen día de no-fiesta.

Por cierto, me han recordado a las sábanas Buon Appetito que puse hace tiempo.

miércoles, 18 de marzo de 2009

Cortador portátil

Yo este invento lo veo en la teletienda a las tres de la mañana y me lanzo en plancha al teléfono porque me parece una ideaza y seguro que le iba a dar mucho más uso que a la bici estática o al banco de abdominales.

Es del diseñador eslovaco Tomas Kral y te sirve para pelar, cortar y rayar vegales mientras estás sentadito cómodamente con la espalda recta.
Así, mientras preparas una tortilla de patatas, puedes ver la tele y, si me apuras, hasta actualizar el blog.

Un beso y buen miércoles

martes, 17 de marzo de 2009

Menos facebook y más plazas

El otro día leí una frase que me encantó: menos facebook y más plazas. Plazas en las que sentarse, charlar al fresco, abrazarse y darse dos besos o darse tres o cuatro, los que hagan falta. Y es que Internet es importante pero no lo es todo. Al menos yo no quiero que se me olvide llamar por teléfono para preguntar que tal el día; no quiero quedarme en casa mandando abrazos virtuales en vez de abrazar a mis amigos de verdad, no quiero hacerme fan de nada ni nadie en los que no crea en realidad.

Porque da vueltas sobre este tema y porque es una de las cosas más bellas que he visto en mucho tiempo, me ha encantado la forma con la que onlab ha ilustrado un artículo sobre las posibilidadades de la web 3.0 en la revisa domus.

Lo ha hecho explotando una posibilidad que la web nunca podrá darnos, el tacto. Al ir doblando las páginas el lector va vescubriendo sendas ilustraciones, una de una chica (si las dobla de una forma) y otra de un chico (si las dobla de otra).

Sin duda una maravillosa forma de recordarnos la importancia de tocar, de sentir en nuestros dedos el calor que nunca podrán darnos las teclas.



Pero igual que pienso que a veces no es suficiente otras pienso que es demasiado. Gracias a él me he reencontrado con amigos que tenía perdidos por el mundo y, también gracias a él, me siento muy cerca de personas a las que he visto nunca ni se como suenan sus voces.

Ayer Internet volvió a arrancarme una sonrisa cuando después de un día larguísimo me estaba esperando en el correo una ilustración de mi amigo ARS. Sin pedírselo, de la misma forma que hizo la anterior (hace ya muchos años, tantos como los que conocemos), me animó a abrir el blog, hizo la plantilla y decidió que fuera una cool hunter de andar por casa y no otra cosa.

Una vez le dije que, si él fuera un par de zapatos, sería mis all stars porque son con los que me siento más cómoda, los que me llevo a todas partes y estoy segura que nunca me haran daño.

Gracias por este dibujo All Stars.

Un beso y buen martes.

lunes, 16 de marzo de 2009

De gorra...

Ayer me hizo mucha ilusión encontrarme en un especial moda de El País con una cara conocida: Beatriz Vera de Con dos bolsas en cada mano. La blogera, un diseñador y una estilista, tenían el reto de vestir a una modelo de arriba a abajo por 150€. Beatriz, además de hacer el mejor outfit de los tres, comentaba algo en lo que coincido plenamente. Decía que a ella le gustaba saber quien está detrás de la ropa que lleva.

Pues bien, en Golden Hook no sólo puedes saberlo, también escogerlo. Se trata de una curiosa página en la que puedes diseñar tu gorro de lana y escoger luego a la abuelita que quieras que lo teja. Tienes un montón de opciones de gorro (con y sin pon pon, largo, tipo peruano...) y de abuelas (como Sarah de 85 años y 7 nietos que se crió en Barcelona y es fan de la ruleta de la fortuna o Lydia a la que enseñó a tejer su abuela ciega cuando ella era una niña).

Todos los gorritos llevan el nombre de la persona que lo tejió (con la que además te puedes comunicar a través de email mientras está haciendo tu gorrito para hacerle las preguntas y comentarios que quieras) y la persona que lo va a recibir.







Una de esas ideas bonitas y sencillas que te alegran el día.
Un beso y buena semana