miércoles, 17 de febrero de 2010

No hay mal que por bien...


La lluvia y yo estamos en deuda. Ella me debe el mes de febrero, que apenas he podido disfrutarlo; Me debe una manita de pintura en la casa de La Madre de los Beatles en la que, un día sí y otro también, entra agua y mancha las paredes; pero sobre todo me debe un jersey negro y un mantel que se ha llevado del tendedero.

El jersey no creo que pueda recuperarlo porque lo compré en Dublín hace apenas un mes; el mantel me importa menos porque hay otros infinitamente más bonitos.

Éste, por ejemplo, es de la diseñadora Kristine Bjaadal y esconde una agradable sorpresa. Cuando está limpio tiene un estampado neutro pero, cuando alguien derrama una copa de vino o unas gotas de salsa, el mantel absorbe el color y hace que aparezca un estampado completamente nuevo.

Así, el mantel adquiere un sentido diferente, casi poético; Se convierte en una especie de memoria de las conversaciones y las sobremesas.








Al lavarlo, el mantel pierde la memoria. Olvida las charlas y las confesiones de las que ha sido testigo y hay que volver a reunirse a su alrededor para contárselas de nuevo.

Según Kristine, este mantel demuestra que, hasta de una mala situación (como que alguien arroje una copa de vino sobre un mantel impoluto) se puede sacar algo bueno. Espero que de esta lluvia incesable, también saquemos algo bueno.

Un beso y buen miércoles.

20 comentarios:

Desde mi ventana dijo...

Buena lección.
Que pases buen día,
Cecilia

Marite dijo...

Me encanta el positivismo de tu entrada. Ojala siempre fueramos capaces de tomarnos la vida así.

Igualmente, feliz miercoles.

Bss

Superkitina dijo...

Ay. yo tambien estoy hasta las narices del mal tiempo.No puedo mas! Menuda idea buena, es mas bonito manchado que limpio!

Gretelain dijo...

Hola guapa!!! Yo lo vi en la feria de Estocolmo, y es genial! Y por cierto, el piso de maría super bien!

Mónica Muñoz dijo...

Ohhhhh, me encanta!
suelo ser la q tira la copa de vino o lo q sea, jajaja.
Además el vino tiene un color precioso para pintar.

La lluvia nos llena los embalses!
:-)

feliz miércoles.

las sandalias de ana dijo...

viva la lluvia y viva el vino derramado!!!

;)

Señor Werty dijo...

Fantástico es poco.

Sau2

Is@Hz dijo...

Decía un profesor mío que las desgracias de unos siempre son alegrías para otros, en mi caso sé que mientras llueva y haga mal tiempo seguiré teniendo trabajo; así que imaginad cuánto deseo que el tiempo siga molestando...

elena dijo...

unas manchas preciosas!
(siento lo de tu jersey)
un beso

Anónimo dijo...

Hola!!

Que idea más bonita!! Me parece genial. Gracias por enseñarnos cosas tan bonitas, :)

Muxu,

Irune

lamelimon dijo...

que bonito post! no siempre es fácil ver la parte buena...
´perdónale esa deuda a febrero, le está adelantando agua a agosto, para que no tengas que pedirle cuentas después a él ;)

toxogirl dijo...

Precioso el mantel!!!con la de veces que yo he tirado copas,chupitos y demás!!!y que pena lo del jersey!!!un besito miss!!

CaféOlé dijo...

Me encanta el mantel! Y que al lavarlo desaparezca y se mantenga tan limpio me gusta mucho más. Es un mantel con una visión positiva de la vida! Un beso.

my collection dijo...

Este mantel es genial, que sorpresa la persona que tire una copa. Una idea brillante!!!!!

Tximpunzera dijo...

Ese mantel es como la vida misma, aún de la peor situación puede surgir algo hermoso.
Y el "mal tiempo" tambien tiene sus cosas buenas.....a mi me encanta.

EmerJa dijo...

preciosoooooooooo!

Torpedita dijo...

Nunca he soportado que alguien se enfade por derramar o ver como yo derramo algo sobre el mantel... está para eso!!
Me encantaron las mariposas.
Oye Miss lo del jersey es una clara señal, debes volver a Dublín!
:)

Sad-Eyed Girl dijo...

Precioso el mantel y aleccionadora la idea que hay detrás. Ojalá no se nos olvidara tan a menudo esa moraleja.

Nalda dijo...

Qué buena idea!!! Sólo falta añadir: a la lavadora y punto!!

Llegué a tu blog a través del de La chica del solitario, y me encantó!!!

Un saludo

enterrement de vie de jeune fille Paris dijo...

Quelle excellente idée, ça me plaît beaucoup moi qui suis si maladroite...

Julia