miércoles, 17 de marzo de 2010

Platos rotos

Que levante la mano el que no haya roto un plato en su vida. Todos hemos roto alguno que otro y no es nada malo porque puede ser el principio de algo nuevo, algo mejor.

El diseñador inglés Alexander Hulme ha diseñado un plato que, al romperse se convierte en otros dos platos pequeños. Así la vajilla no sólo tiene pasado y presente, también tiene un futuro completamente nuevo.
¿Quién dijo que los objetos no tenían vida?

Un beso y buen miércoles

6 comentarios:

MAKING ICONS dijo...

te que quedas con los invitados si al traer el postre le das un toque al plato, se rompe y les dejas el pastelito pefectamente empaltado entre añicos!!!!

BLANCA ORAA MOYUA dijo...

¡que monada!

Raptor Plateado dijo...

-WOW interesante... quien diria, el final de algo puede ser el principio... interesante post como de costumbre!!!

su dijo...

Que bueno!!

lamelimon dijo...

pues nada, para el postre o el siguiente entrante...lo suyo, ya puestos, sería encontrarle una utilidad a los trocitos restantes :)

my collection dijo...

QUE GRACIOSO, TE QUEDAS CON EL PERSONAL COMO SE ROMPA AL SERVIR LA MESA...

BSS