martes, 28 de septiembre de 2010

LOS SUEÑOS DE MILA



Cuando nos hacemos grandes, nosotros soñamos con no haber defraudado a nuestros padres y, mientras tanto, empezamos a soñar que nuestros hijos van a la Universidad y son abogados o tenistas o concertistas de piano.

Así, además de una carga genética heredada de nuestros padres todos tenemos una carga de sueños.

Adele es una mamá de Helsinki que cada tarde, mientras su hija Mila duerme la siesta, imagina los sueños está teniendo en ese momento y los escenifica. Así es como Mila, con sólo unos meses, se codea ya con princesas, sapos y cerdos voladores en sus sueños.

Espero que alguna vez, se cumplan los sueños de madre e hija.

Un beso y buen jueves

via: Señorita Puri (que como está embarazada, está más sensible de lo normal y ha sido capaz de escribir un post sobre un bebé sueña con tener una peluquería canina sin soltar ningún comentario irónico)

4 comentarios:

Sonia dijo...

¡qué fotos! seguro que consiguen alcanzar ese punto intermedio de sueños fantásticos.

bubbles on my planet dijo...

un post muy bonito! me ha encantado!!
con esa madre tan imaginativa, seguro que la niña siempre tendrá sueños maravillosos :)

sacramento dijo...

Lo mejor es soñar con que los hijos tengan sus propios sueños.
XXXXXXXXXXXXXXXXXXX

Caterina Pérez dijo...

me ha encantado! ...y lo de que cargamos con la genética y los sueños de nuestros padres, me ha dado que pensar ;)