miércoles, 16 de febrero de 2011

Change the world


Este verano, Mister y yo pasamos un par de días en Berlín. Nada más aterrizar en el aeropuerto, nos pararon un par de chicas para regalarnos los tickets de metro que les habían sobrado (habían comprado el típico abono de dos o tres días).

Mister y yo hablamos mucho de ese gesto tan espontáneo durante esos días y es que estamos convencidos de que esas son las cosas que pueden cambiar el mundo. A nosotros nos despertó las ganas de hacer algo bonito por los demás y lo hicimos en cuanto tuvimos la oportunidad. Y estoy segura de que a esa persona a la que hicimos feliz también hizo algo bonito por un desconocido. De alguna forma, esas chicas activaron una cadena con esos tickets de metro que puede que todavía esté haciendo sonreir a alguien.

La historia de Lucas también es de las que puede cambiar el mundo. Este brasileño fue muy feliz durante los tres años que vivió en Barcelona. Antes de marcharse, quiso agradecérselo a la ciudad devolviéndole parte de la felicidad que había disfrutado en sus calles. Y lo hizo soltando globos de helio con entradas de teatro que cubrieron durante un rato el cielo de Barcelona.





Y lo mejor, el vídeo con el making off, es una preciosidad.




"Creo en un mundo menos altruista, donde la gente mire menos su propio ombligo y se preocupe más por la felicidad de todos, no sólo de sus familiares y amigos. Un mundo con más amistad y respeto, que puede empezar hoy si todos damos algo sin esperar nada a cambio" dice Lucas en el vídeo.

Y yo creo en la gente como Lucas. Adéu Lucas, seguro que Barcelona también te echa mucho de menos.

Un beso y buen miércoles.

18 comentarios:

Alison dijo...

¡Qué bonito!. Esos globos son preciosos. La imagen del chico con todos los globos en el ascensor me encanta.
Algo así era el argumento de la peli "Cadena de favores" aunque un poco dura pero el espíritu de las cadenas de favores que propone es muy interesante y bonito.
Besos Miss

itziar dijo...

una idea genial. mmm... me la apunto.
en cualquier caso, hacer pequeños gestos por los demás siempre hace feliz. creo que ese es el verdadero karma.
¡besos!

Felipe dijo...

Qué boniiito!!! Me ha parecido tan tiernito que casi lloro de amor!! qué chico tan estupendo, oiga!

inés dijo...

Cuando yo llegué a Berlín hace dos veranos, me pasó lo mismo y dos chicas nos regalaron su ticket

Sue dijo...

Que chulo! Me encanta la idea!
Ojalá hubiese más gente así por el mundo!
Besitos.

Sue dijo...

Por cierto el video es precioso, confieso que una lagrimita se me ha escapado...

ladytacones dijo...

Lo vi en facebook y no supe si era verdad o campaña... pero si es cierto es precioso.

Yolanda, Remolinos Fritos dijo...

Aquí en USA las cadenas de favores estan a la orden del día. Todo el mundo ayuda al prójimo, por algo a cambio en ese momento? No, esperan que esa persona haga lo mismo por otra. Me encanta esta mentalidad! Y es contagioso! Uno se vuelve más altruista!

Besos!!

M a c a r e n a dijo...

que bonito!
(cómo crece Lola?; espero que muy bien y feliz dentro de su burbujita).
Bss

elena relucio dijo...

un gesto precioso! (sigo con la piel de gallina)

_un abrazos

polarité dijo...

gracias por compartirlo!:)

Mireia N dijo...

Me encanta la historia...A mí me pasó hace tiempo con el tiquet de la zona azul del parking, un chico había puesto para más rato y como ya se iba me dió el suyo para que lo aprovechara, también me quedé pensando en él mucho tiempo...

jimena dijo...

Maravilloso!!

Que bien contado está!!
Es muy cierto ,el efecto que produce un buen gesto, nos hace más generosos y amorosos y esto se multiplica como el eco en un lugar vacio...

Voy a continuar la cadena cadena ... y pensar en el otro un poco más.
Saludos!

pikys dijo...

Que bonitoooooooo
¿¿Sabes?? este tipo de gesto siempre los recuerdas por poco valor que tengan.
Este verano en Ibiza, estando en una playa, unas chicas nos preguntaron si queriamos las sombrillas porque ellas volvian a casa ese dia y que nos las darian con la condicon de que cuando nosotros nos fueramos se las dieramos a otros y así lo hicimos. Me encantó.

Nalda dijo...

Un granito de arena lleno de color, sí señor. Me ha encantado.

lita lili dijo...

yo también creo que hay mucha gente con este tipo de gestos, lástima que detrás de este video tan bonito, haya una campaña publicitaria, " atrápalo ", sino me equivoco, por eso lo de las entradas de teatro.
me gusta mucho tu blog.

saludos!!

The Sad-Eyed Girl dijo...

En mi viaje a Berlín, en el avión, una chica alemana que iba sentada a nuestro lado y que volvía de hacer el Camino de Santiago nos regaló su diccionario alemán-español. Nos gustó mucho el gesto. Nosotros seguimos la cadena reglando nuestras bicis a una chica que trabajaba en un café al que solíamos ir. Cuando vi la cara de felicidad que puso supe sin dudarlo que habíamos elegido bien a la persona. Aún hablamos con ella por FB y nos dice que cuando volvamos nuestras bicis nos estarán esperando :)

Nany dijo...

que bello gesto, es que en definitiva no hay nada más satisfactorio que hacer bien sin mirar a quien :)