martes, 15 de marzo de 2011

Before I die

Hace tiempo puse un proyecto parecido. Se trataba de una serie fotos polaroids en las que la gente escribía lo que quería hacer antes de morir.

En esta ocasión el formato es bastante más grande que una foto polaroid. Ni más ni menos que la fachada entera de un edificio abandonado en Nueva Orleans.

Un mes es lo que ha tardado la artista urbana Candy Chang en convertir este espacio en una pizarra gigante en la que todo el que pasa puede dejar sus sueños y aspiraciones.

De esta forma tan sencilla ha transformado un espacio degradado en un foco de esperanza y futuro.






Una gran idea para todos los edificios abandonados que hay en las ciudades.

Un beso y buen martes.

6 comentarios:

Olga -mescapricesbelges dijo...

La verdad es que es una iniciativa que me pone los pelos de punta de emoción...todos tenemos un sueño, a veces se cumple o no, pero cuando vamos creciendo, si ese sueño no se cumple, pasamos al plan B, por lo menos antes de irme de este mundo, me gustaría hacer ...
Gracias por mostrárnoslo

XAVS dijo...

Me encanta!! El proyecto es buenísimo, ahora mismo lo cuelgo en FB...es total!
besos,
X

M a c a r e n a dijo...

que buena y linda idea para ocupar espacios, que por ahora y en crisis están destinados a la nada o a ser contenedores.
bss :D

Marta dijo...

Me gustó mucho también el otro proyecto de Candy Chang, "I wish this was". Muy buenas iniciativas para dar salida a esas casas abandonadas.

Anna Liebheart dijo...

proyectos así son necesarios, oxigenan lugares aabandonados con las vidas y sueños de otros :) como siempre un increible descubrimiento !

bubbles on my planet dijo...

Me gusta mucho este tipo de proyecto, es muy humano y tan emocional.
Bss