martes, 8 de marzo de 2011

monopatín muy mono

El otro día Mister y yo vimos como asomaba un monopatín de una bolsa de basura en la calle. Era como los de nuestra infancia, de estos estrechitos de los que nos caímos una y mil veces. Estuvimos a punto de rescatarlo pero con una mudanza en nuestro futuro más cercano no nos apetecía acumular más objetos que transportar.

Y desde entonces, no dejo de ver monopatines (porque para mí siempre se llamarán así y no skates como los rebautizaron luego) como éstos hechos con material transparente y una luz led que cambia de color. Están pensados para surcar las calles a toda velocidad pero me han encantado como lámpara de mesa. (Vía: Ben Legaus)


Y para poner junto la lámpara, qué tal estas esculturas hechas por el catalán Alex Trochut en cerámica con algunas partes chapadas en oro, plata y aluminio. (vía: fubiz)


Y utilísimas estas estanterías para un cuarto infantil. Podéis ver el tutorial de cómo se hace aquí.



Ahora me arrepiento de no haberle dado una segunda oportunidad a ese monopatín de la basura.

Un beso y buen martes.

4 comentarios:

los zapatos que sean rojos dijo...

a mi me han encantado las esculturas de A.Trouchut y ¡¡muy originales la forma de hacer estanterias con monopatines!!

saludos!!

La Señora Roper dijo...

Ahí va!
"Monopatín" está bien, pero el nombre técnico-técnico era: SANCHESKI...
¿alguien más los llamaba así???

bubbles on my planet dijo...

qué idea más chula usar el monopatín como base de estantería!!

M a c a r e n a dijo...

me han encantado como idea de estanterias...me pondré a buscar! :D