martes, 26 de abril de 2011

366

Esta es una de esas instalaciones bellas por sí mismas, independientemente de lo que signifiquen. Pero es que, además, tiene una bonita historia detrás. Es del artista americano Spencer Finch y está dedicada a la poetisa Emily Dickinsons y a 1862, su "año milagroso" en el que escribió 366 poemas en 365 días.

La instalación está compuesta por 366 velas que tardan un día en consumirse. El color no está escogido al azar sino que es el que se menciona en el cada poema (las blancas corresponden a los poemas en los que no se nombra ningún color).


Seguro que si ella viera esta instalación, escribiría el poema 367 para dedicárselo al artista.

Un beso y buen martes.

8 comentarios:

xandra dijo...

Realmente precioso !!!
Pásate por mi blog, hay un premio para ti:
http://xandratelier-shopping.blogspot.com/2011/04/premio.html

Kisses,
Xandra.

Encarna dijo...

juer, pues esta currada la idea con el tema de los colores y demás.

Nic dijo...

Ohhhhh, es muy hermoso!!! y veraderamente creativo!!! Lindo post.

Señor Werty dijo...

Que bueno, siempre está bien saber por que se hacen las cosas y no verlas como una simple instalación.

sau2

Piso Piloto dijo...

Muy muy original. Me encanta tu blog!!! Como yo también soy una poetisa, aunque no tan buena como Emily Dickinson, ¿me mandas tu dirección por mail y te mando un libro? es que no es habitual ver entradas vinculadas a la poesía y me has tocado el corazón!!!

elena relucio dijo...

qué instalación tan bonita, y la historia es preciosa!.
Me encanta el colorido de las velas.

un abrazo

Caterina Pérez dijo...

wow! realmente es muuuy poético!

obat herbal darah tinggi dijo...

Buena suerte toda la info amigo siempre
http://obatherbaldarahtinggi10.wordpress.com/